En la primera entrega de esta nota de análisis comenté los diferentes riesgos que enfrentan las empresas del sector agroalimentario. Ahora abordaré los beneficios de utilizar una estrategia de administración a través del Componente de Fortalecimiento a la Cadena Productiva (Focap) de la Sagarpa para hacer frente a los riesgos de mercado cuando se adquiere un crédito.

El productor agroalimentario al momento de realizar las inversiones de siembra a través de créditos no tiene total certidumbre del precio de venta de sus productos, lo que impacta directamente en la suficiencia del crédito, es decir, el intermediario financiero realizará cierto aforo debido a la volatilidad observada en el precio de venta del producto, con esto intentará garantizar que los ingresos esperados sean suficientes para pagar el saldo de su crédito.

A través de los apoyos del Focap los clientes de algún servicio de FIRA, ya sea crédito o garantía, tienen acceso a los apoyos para administrar los riesgos de mercado por variaciones en precio de su producto.

El esquema más sencillo para un productor incluye el uso de una cobertura PUT, con ello asegura un precio mínimo de venta de su mercancía por el pago de una prima, de tal forma que, en comparación con el precio de ejercicio del PUT adquirido y el precio del futuro al momento de la cosecha, si el precio es alto, el productor sale al mercado a vender su producto a precio más alto que el esperado el día de la siembra, ya que el físico (su producción) es una cobertura natural al alza.

En este mismo orden de ideas, en caso de que el precio baje, el productor sale al mercado a vender a un precio más bajo que el esperado; sin embargo, al vender su cobertura PUT, recibe de la Bolsa el diferencial entre el precio del futuro y el de ejercicio, compensando la baja de precio observada en el mercado de físicos (siempre y cuando esté bien calculado el número de contratos necesario).

La operación del esquema consiste en: I) El productor adquiere un crédito o servicio de garantía para su actividad productiva, el cual incluye hasta 100% del costo de la prima PUT para garantizar su precio mínimo de venta; II) el productor elige la correduría de su preferencia para comprar la opción, la cual debe aceptar los términos de liquidación de acuerdo con los criterios del Focap mediante una carta mandato irrevocable, III) una vez comercializado el producto y pagado el crédito, el productor tiene acceso vía rembolso a una parte del costo de la prima pagada al adquirir la cobertura PUT.

De esta forma, el Focap otorga a los productores que utilizan crédito los siguientes beneficios: acceso a un esquema de administración de riesgos de mercado, cobertura de un ingreso mínimo esperado, cumplir con sus compromisos crediticios a pesar de observarse una baja en precios al momento de la cosecha, así como una mayor cuota de crédito, en comparación con un esquema sin coberturas de precio.

Muchos productores se preguntan cuándo es el mejor tiempo para cubrirse, la respuesta es sencilla: siempre podemos especular si el precio será mayor mañana, pero si el precio observado hoy ya cubre mis costos de producción y un margen de utilidad mínimo, es tiempo de asegurar ese precio mínimo mediante el uso de opciones PUT.

*Ernesto Fernández Arias es el titular de la Dirección Técnica de Pesca y Redes de Valor de FIRA.

[email protected]