Con 31 meses consecutivos de ventas a la baja, los distribuidores de autos claman por un salvavidas crediticio y fiscal que detenga la estrepitosa caída e impulse al mercado nacional.

La venta de autos en México registra una fuerte crisis y amenaza con empeorar, pues las expectativas para el cierre de este año 2020 anticipan números rojos con una caída previsible de 2 por ciento.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Autos (AMDA) que preside Guillermo Prieto y dirige Guillermo Rosales ya informó al jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, y está a la espera de que los reciba el secretario de Hacienda, Arturo Herrera. El gremio que representa a la cadena de ventas en México propone una “pinza” que incluye, por una parte un mayor impulso al crédito, vía la banca de desarrollo y por la otra un estímulo fiscal. La propuesta coincide con la intención del presidente Andrés Manuel López Obrador de fortalecer el mercado interno. Con ambas medidas se podría renovar la flota vehicular de los microempresarios, del transporte público concesionado, así como el de microbuseros y taxistas.

El planeamiento se fundamenta en el apoyo al crédito y un estímulo fiscal, derivado de la disminución del Impuesto sobre Automóviles Nuevos (ISAN) y el aumento en el monto deducible en el Impuesto sobre la Renta (ISR).

El desglose de las cifras que hace la AMDA es el siguiente:

En primer lugar podría aumentarse el monto deducible de impuestos en la compra de vehículos de 175,000 a 340,000 pesos. En otras palabras, la AMDA propone duplicar el monto actual de deducibilidad en la compra de un auto.

El monto que se permite deducir del ISR en la adquisición de vehículos es de 175,000 pesos en cuatro ejercicios fiscales, es decir, sólo se puede deducir un máximo de 43,750 pesos al año. Este monto está vigente desde el ejercicio fiscal 2008. Hasta el 2007 el monto máximo deducible de ISR en adquisición de autos era de 400,000 pesos. En la actualidad, el costo promedio de los vehículos en México es de 320,000 pesos.

Si se trajera a valor presente el monto de los 175,000 pesos del 2008, la deducción autorizada sería alrededor de 340,000 pesos. Esto serviría de estímulo para la renovación vehicular de las personas morales pero sobre todo de las personas físicas con actividad empresarial.

En su momento, la justificación de la SHCP fue reducir la deducción para no beneficiar fiscalmente la adquisición de vehículos considerados de lujo. Bajo las condiciones actuales es obvio que dicho criterio respecto del monto vigente no es justificado. Y por el lado del crédito la banca de desarrollo, es decir, Nafin, podría apoyar para que aumente la masa de créditos que se destinan a la compra de autos.

De esa forma, podría enfrentarse la actual situación de crisis que vive el mercado nacional, desde la perspectiva de las ventas decrecientes de autos nuevos.

Hasta ahora, en la Oficina de la Presidencia, encabezada por Alfonso Romo, los distribuidores de autos han sido bien escuchados y atendidos. Habrá que ver si encuentran eco en su petición de auxilio en la Secretaría de Hacienda que comanda Arturo Herrera.

Hoy que se están redoblando los esfuerzos en pro de la reducción de emisiones contaminantes, sin duda, sería benéfico un programa como el que propone la AMDA para renovar la flota vehicular con autos que por nuevos contaminan menos y reimpulsar al mercado interno.

Pero está por ver si el gobierno de la 4T atiende a los distribuidores de autos o simple y sencillamente deja pasar de lado la oportunidad de impulsar a uno de los sectores más productivos de México.

Atisbos

SORPRESA.- Aunque en los hechos es una realidad la cancelación de la reforma energética, el presidente de México, López Obrador, colocó ayer el “último clavo al ataúd” de la reforma energética. Declaró que ya no habrá más rondas petroleras e incluso advirtió que se podría retirar algunas que están vigentes, porque no están cumpliendo con lo que prometieron. En el gremio representativo de los inversionistas internacionales, sin duda causó no sólo preocupación, sino hasta enojo.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.