Ayer se abordó la situación por la que cruza China, el riesgo de perder hasta 30% de su población porcina, equivalente a 130 millones de cerdos (Rabobank). Aunado a esta problemática, las implicaciones comerciales comienzan a sentirse en los mercados de futuros del cerdo, al alza en Chicago, y en contraparte, tanto en cereales como soya, base de la alimentación de estos animales, se observan pérdidas de demanda.

Esta situación es una oportunidad para México, por el crecimiento de la demanda de cerdo en China, lo que conlleva a un aumento en la importación y cambios productivos.

Sonora tiene 12 establecimientos de Tipo Inspección Federal (TIF), el mayor número en el país por estado, y su capacidad instalada es de más de 300,000 cabezas para proceso mensual, lo que pone en perspectiva al estado para aprovechar esta oportunidad. Para potenciar esta posición, la estrategia de realizar contratos de aparcería puede ser clave del éxito.

Mediante un robusto contrato entre productor y empresa tractora, los contratos de aparcería pueden brindar la certeza que se requiere sobre temas de abastecimiento de materias primas, alimento balanceado de alta calidad y procesamiento de los productos cárnicos finales alineados al mercado, mismos que al cumplir con toda norma y especificaciones garantizan un producto inocuo y libre de defectos. Estas tareas no serían realizadas con éxito por medianos porcicultores, mientras que, bajo la estrategia de contratos de aparcería se fomenta que el porcicultor se enfoque en la producción del lechón o la engorda.

Durante el proceso, el aparcero produce bajo estrictos estándares de bioseguridad e inocuidad sanitaria. La tecnología se enfoca en el manejo de parámetros que aseguren mejor desarrollo de cerdos, control óptimo de temperatura, humedad, limpieza, salud y alimentación, para asegurar el éxito.

En la implementación de contratos de aparcería, desde el 2011, FIRA trabaja en Sonora con la industria porcícola, para dar certidumbre a la producción sostenible bajo un marco sanitario y en cumplimiento con normas ambientales.

La red de valor cerdo en Sonora representa 17% de la carne de cerdo del país, siendo el segundo lugar de producción nacional, con un valor de 12,000 millones de pesos, y una generación de 19,000 empleos, por lo que su impulso constituye una importante oportunidad de negocios para continuar consolidando la incursión al mercado internacional, para aprovechar al máximo la creciente demanda China de productos de calidad, así como para aprovechar los productos financieros de FIRA, la banca comercial y otros intermediarios financieros.

*Julio Sánchez-Aldana, es Agente en la Agencia FIRA en Hermosillo, Sonora. La opinión de este artículo corresponde al autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]