El yen subía el lunes hasta su nivel más alto en más de un año y medio frente al dólar, ya que los inversores aumentaban sus apuestas a que la divisa japonesa seguirá apreciándose si se prolonga el conflicto comercial entre Estados Unidos y China.

Aparte de su estatus de activo seguro en tiempos de estrés económico, el yen se está beneficiando también de las crecientes expectativas de que el dólar esté poniendo fin a un periodo de extendida debilidad.

"La continuada fortaleza del yen es otra señal del cambio en el sentimiento hacia un dólar que podría empezar a debilitarse pronto, sobre todo si los temores de 'intervención' se hacen más justificados", dijo John Marley, consultor cambiario en SmartCurrencyBusiness.

El temor a que las autoridades estadounidenses intenten poner en marcha medidas para depreciar al dólar han crecido después de que Pekín debilitó su moneda por debajo de un nivel psicológico de 7 unidades por dólar la semana pasada, en una nueva escalada de la guerra comercial con Washington.

El yen ganaba un 0.5%, a 105.15 unidades por dólar, su cota más elevada desde marzo de 2018, sin contar un desplome relámpago en enero de este año.

La moneda nipona también registró ganancias similares ante el euro, subiendo más de medio punto porcentual, hasta su nivel más alto desde abril de 2017.

El yen es la moneda con mejor desempeño entre sus grandes rivales en los mercados cambiarios globales, con un alza del 3% en lo que va de mes. El franco suizo, otro activo considerado seguro, se fortalecía un 0.1% ante el dólar y el euro.

El euro operaba estable frente a su par estadounidense, a 1.1194 dólares, oscilando entre la resistencia a 1.1249 dólares y el apoyo a 1.1175 dólares.

erp