Las Bolsas de Valores de Estados Unidos y México tuvieron un año récord. Los principales indicadores bursátiles de Estados Unidos (Dow Jones, NASDAQ, Russell 2000 y S&P500) sumaron 71 máximos.

En México el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) rompió en 12 ocasiones los niveles récord que alcanzó en el 2014. El último máximo lo registró el 15 de agosto, cuando alcanzó las 48,694.90 unidades.

Pese a ser un año histórico, Wall Street y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvieron rendimientos distintos.

Russell, el mejor desempeño

Del lado de Estados Unidos, el NASDAQ avanzó 9.09% a 5,462.69 unidades, el 23 de diciembre; el S&P500 ganó en el año 10.76% para ubicarse en 2,263.79 puntos; el Promedio Industrial Dow Jones subió 14.40% a 19,933.81 unidades.

Aunque los indicadores anteriores tienden a ser los más representativos de Estados Unidos, pues engloban a las emisoras con mayor valor de mercado, el Russell 2000 tuvo un mejor rendimiento. En el año el indicador que mide a las 2,000 emisoras con menor valor de mercado aumentó 20.74% para ubicarse en 1,371.51 unidades.

El mejor año para el principal indicador bursátil mexicano

En la parte mexicana el IPC tuvo un alza de 4.68% para ubicarse al 26 de diciembre en 44,989.58 unidades. A pesar de ser un rendimiento más discreto que el de los indicadores estadounidenses, de terminar así el 2016 el IPC tendrá su mejor alza anual desde el 2012.

El indicador bursátil mexicano se desligó de los de Estados Unidos a partir del triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

Mientras el IPC fue frenado por la cautela de los inversionistas ante la próxima Presidencia de Trump, Wall Street respondió positivamente a los planes del magnate de recortar impuesto y poner en marcha un planta de infraestructura agresivo.

Las preocupaciones

Instituciones como Citibanamex, Santander, HSBC y agencias calificadores como Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch Ratings han rebajado desde el 8 de noviembre las expectativas de crecimiento económico de México para el próximo año.

Tan sólo los encuestados por Citibanamex bajaron su expectativa de crecimiento económico para el 2017 de 2.3 a 1.8 por ciento.

Trump prometió durante su campaña que una de las primeras acciones que realizará cuando tome protesta como presidente el 20 de noviembre será renegociar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) y deportar a 3 millones de migrantes.

Barack Obama, en sus ocho de años como presidente, deportó a alrededor de 2.8 millones de migrantes.

La demanda interna y el crecimiento económico sufrirán por la mayor incertidumbre económica, que refleja dudas sobre la posible renegociación del TLCAN y las políticas de inmigración estadounidenses, la volatilidad del peso, la continua caída de la producción de petróleo y el endurecimiento de la política económica , explicó la agencia calificadora en México, Fitch Ratings a través de un comunicado.

[email protected]