Las acciones en Estados Unidos caían con fuerza en la apertura de este viernes, con viajes, banca y materias primas particularmente golpeadas por la liquidación que se generó tras el hallazgo de una nueva variante de Covid-19, que se teme es más resistente a las vacunas.

El Promedio Industrial Dow Jones caía 437.69 puntos, o un 1.22%, hasta las 35,366.69 unidades. El S&P 500 restaba 36.83 puntos, o un 0.78%, a 4,664.63 unidades y el Nasdaq Composite cedía 180.85 puntos, o un 1.14%, para ubicarse en las 15,664.38 unidades.

Poco más tarde el Dow Jones bajaba 906.49 puntos, o 2.53%, en lo que supone su peor día desde fines de octubre de 2020. Por su parte el S&P 500 bajaba un 1.83%, y el Nasdaq perdía un 1.36 por ciento. 

Los operadores de cruceros Carnival Corp, Royal Caribbean Cruises y Norwegian Cruise Line cayeron más de 9% cada uno, mientras que las acciones de United Airlines, Delta Air Lines y American Airlines se desplomaron casi el 10 por ciento.

Diez de los 11 principales sectores del S&P caían en las primeras operaciones del día, con el índice de energía perdiendo un 6.3%, seguido por el financiero y el sector industrial. Porr su parte el índice de bancos del S&P 500 perdía un 5.1%, ya que los inversores redujeron las apuestas sobre alzas más rápidas de las tasas de interés en Estados Unidos.

Los mercados bursátiles mundiales se liquidaban bruscamente después de los informes de que la nueva variante detectactada en Sudáfrica, que según científicos tiene una combinación inusual de mutaciones, puede evadir las respuestas inmunitarias y podría ser más transmisible.

La Unión Europea, Gran Bretaña e India fueron algunos de los lugares que anunciaron controles fronterizos más estrictos. Un alto funcionario de enfermedades infecciosas de Estados Unidos dijo que una prohibición de vuelos desde el sur de África era una posibilidad.

"Las acciones están reaccionando negativamente porque se desconoce en este momento hasta qué punto las vacunas serán efectivas contra la nueva cepa y, por lo tanto, aumenta el riesgo de nuevos confinamientos que conducen a un impacto económico", dijo Peter Garnry, jefe de estrategia de acciones de Saxo Bank.

Las preocupaciones sobre una nueva variante de Covid-19 impulsaban el repunte más pronunciado de los bonos del Tesoro a corto plazo desde que llegó la pandemia, ya que los inversores buscaban activos de refugio y reducían apuestas sobre subidas de las tasas de interés.

El retorno de las notas a dos años, una guía para las expectativas de tasas a corto plazo en Estados Unidos, cedía 12 puntos básicos, a un mínimo del 0.51%, la caída diaria más pronunciada desde que el Covid-19 provocó por primera vez ondas de choque en los mercados mundiales en marzo de 2020.

El rendimiento de los papeles referenciales a diez años también bajaba 12 pb, el mayor desplome desde febrero de este año, a cerca del 1,53%, y el de la deuda a cinco años perdió 14 puntos básicos, a alrededor del 1.19 por ciento. El retorno de los bonos declina cuando suben los precios.

A medida que las operaciones con bonos estadounidenses se recuperaban tras la festividad del Día de Acción de Gracias, el descenso de los rendimientos reflejaba movimientos similares en los mercados europeos.

La noticia provocó una cierta reducción de las apuestas sobre subidas de tasas después de que el presidente Joe Biden nominó el lunes al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, para un segundo mandato.