El S&P 500 cerró estable el miércoles 29 de enero en Wall Street, ya que el anuncio de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos desvaneció el impulso más temprano de los resultados trimestrales de Apple, Boeing y General Electric.

El Promedio Industrial Dow Jones aumentó 11.6 puntos, o un 0.04%, a 28,734.45, mientras que el S&P 500 perdió 2.84 puntos, o un 0.09%, a 3,273.4 unidades. El Nasdaq Composite, en tanto, agregó 5.48 puntos, o un 0.06%, a 9,275.16 unidades.

Inicialmente, las acciones reaccionaron levemente al comunicado de política monetaria de la Fed, pero poco después comenzaron a caer tras la conferencia de prensa de su presidente Jerome Powell.

La Fed mantuvo las tasas estables, tal como se esperaba, pero Powell señaló que "persisten incertidumbres sobre las perspectivas", como el brote de coronavirus en China.

Desde que la Fed recortó las tasas por última vez en octubre, su tercera reducción de los tipos en 2019, sus funcionarios han acordado mantener su tasa clave de préstamos a un día en un rango de entre 1.50% y 1.75 por ciento.

Apple Inc ganó un 2.09% tras reportar ganancias en la temporada de ventas navideñas mejores a las esperadas por los analistas, mientras se prepara para más dificultades en China.

Boeing Co subió un 1.72% después de que su previsión de costos por 19,000 millones de dólares por la paralización de sus aviones 737 MAX resultó ser inferior a lo esperado por los analistas.

Las acciones de General Electric se dispararon 10.32 por ciento este 29 de enero. La mejora en la información financiera del cuarto trimestre de 2019 que reportó la empresa fundada por Thomas Alva Edison catapultó sus papeles a un precio de 12.94 dólares, su mejor nivel desde agosto de 2018.

kg