La Bolsa de Valores de Nueva York tuvo un cierre ambivalente este viernes, ya que los declives en los bancos y las compañías tecnológicas que fueron contrarrestados por alzas en otros sectores del mercado.

En Wall Street, Citigroup perdió 2.2%, y el fabricante de chips Intel bajó 2.4 por ciento.

Las compañías industriales tuvieron resultados positivos. Deere subió 5.7% tras pronosticar sólidas ventas de equipo para el trimestre en curso.

Campbell Soup se desplomó 12.4% luego de reducir su pronóstico de ganancias y anunciar que su directora general, Denise Morrison, se retiraba de inmediato.

El índice Standard & Poor’s 500 perdió 7 unidades (0.3%) para ubicarse en 2,712, mientras el promedio industrial Dow Jones registró pocos cambios al cerrar en 24,715 y el tecnológico Nasdaq perdió 28 puntos (0.4%) y se situó en 7,354.

Las acciones de las pequeñas empresas subieron. El índice Russell 2000 terminó con su tercer máximo histórico consecutivo.

Los precios de los bonos crecieron. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años disminuyó a 3.06 por ciento.