El mercado bursátil estadounidense volvió a cambiar de dirección abruptamente el martes y registró grandes pérdidas.

Los inversionistas se sintieron preocupados por la posibilidad de que la economía global se debilite e intentaron anticipar los planes de la Reserva Federal con respecto a las tasas de interés.

Las compañías energéticas cayeron de la mano de los precios del crudo, luego de que un grupo líder en la industria mencionara que la demanda de petróleo cayó más de lo que se pensaba previamente.

Las acciones perdieron terreno en las primeras horas de operaciones y jamás se recuperaron. El precio del crudo cayó 3%, luego de que la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus iniciales en inglés) declarara en torno a la demanda del hidrocarburo.

El grupo anticipa un menor crecimiento, debido a una desaceleración más pronunciada en la economía global.

Apple fue una de las pocas empresas que subió, luego de que T-Mobile informó sobre buenas cifras en los pedidos por adelantado para el nuevo iPhone.

Tras dos meses de inusual calma en los mercados, las acciones han oscilado en los últimos días. Se desplomaron el viernes, y el lunes recuperaron casi la mitad de esas pérdidas, pero el martes volvieron a caer.

Uno de los principales factores en esos cambios es la confusión sobre las intenciones de la Fed.

Randy Frederick, vicepresidente de transacciones y derivados en Charles Schwab, dijo que los inversionistas no saben qué va a hacer el banco central durante su reunión del próximo martes y miércoles, y que el mercado podría permanecer volátil hasta entonces.

Algunas de las cosas que dijeron el viernes asustaron a la gente , afirmó. El lunes intentaron calmarla. Pero ahora guardan silencio, por lo que no sabemos qué están pensando .

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 1.4%, hasta 18,066.75. Por su parte, el índice Standard & Poor’s 500 cayó 1.5%, y se ubicó en 2,127.02, mientras que el compuesto Nasdaq cedió 1.1%, para cerrar en 5,155.25.

Preocupa crecimiento

A los inversionistas les preocupa una posible desaceleración en el crecimiento económico. Esos temores fueron una de las grandes razones por las que el mercado sufrió marcadas pérdidas en enero y febrero.

De las 30 empresas en el Dow, sólo Apple registró ganancias. Subió 2.51 dólares, 2.4%, hasta 107.95, luego del anuncio de T-Mobile respecto a los nuevos iPhone presentados la semana anterior.