Volaris, la aerolínea mexicana de bajo costo, moderó su caída en su cotización de este lunes en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), al finalizar con un ligero descenso de 0.23%, a 43.18 pesos por acción, justo el día cuando fue su regreso al índice accionario S&P/BMV IPC.

Ayer, las acciones de la emisora se negociaron bajo una fuerte volatilidad en las bolsas ante las preocupaciones por las dimensiones que puede tener el probable default de Evergrande, la segunda empresa inmobiliaria china que tiene una fuerte deuda de 300,000 millones de dólares .

Durante las primeras horas de la sesión, las acciones de Volaris caían 2.78%, a 42.11 pesos por unidad, sin embargo, hacia las últimas horas, recuperó parte de lo perdido para finalmente cerrar con una baja marginal.

El regreso de Volaris al S&P/BMV IPC también se da en un contexto en el cual se ha recuperado y superado los niveles de operación que tenía anterior a la pandemia, después de las afectaciones que registró por las restricciones de viajes para evitar la propagación del coronavirus, por lo que analistas ven con buenas perspectivas a la emisora.

"Al contemplar una mejor expectativa de crecimiento para el 2021 para Volaris, estimada en un 122% de operatividad, el incremento en su flota y una mayor participación de mercado, así como la incorporación al mercado sudamericano podrían validar la valuación actual de la aerolínea”, dijo Brian Rodríguez, analista en casa de bolsa Monex.

judith.santiago@eleconomista.mx