VivaAerobus, la aerolínea de bajo costo, no emprendió el vuelo. La empresa decidió posponer su Oferta Pública Inicial, la cual estaba programada para este miércoles, debido a la inestabilidad de los mercados financieros.

En un escueto comunicado publicado en su página web, la empresa indicó que aun cuando tuvimos mucho interés por parte de inversionistas potenciales, las condiciones de los mercados financieros no fueron óptimas para hacer la colocación de nuestra Oferta Pública Inicial, comentó Juan Carlos Zuazua, director general de VivaAerobus.

Consistentemente, tomamos decisiones alineadas con el mejor interés de nuestros accionistas, socios estratégicos, empleados y clientes, y lo seguiremos haciendo .

La compañía asegura contar con una sólida posición financiera y el apoyo de socios estratégicos e inversionistas de clase mundial. Seguiremos monitoreando las condiciones del mercado y buscaremos la oportunidad de hacer pública la compañía en un futuro.

Con esta, van dos las empresas que faltando horas para ser listadas en el mercado de capitales mexicano, reculan por la misma razón.

La primera fue Office Depot, subsidiaria de Grupo Gigante, y en ambos casos no hay una nueva fecha para la OPI.

Supuestamente hoy era el debut de VivaAerobus en la Bolsa. De hecho ayer mismo presentó en un documento a la BMV el aviso de su Oferta Pública Inicial mixta, la cual contemplaba colocar hasta 113 millones de certificados de participación ordinaria no amortizables (CPO) serie A , con clave de pizarra VIVA.

La oferta de capitales estaría integrada por una oferta pública primaria de hasta 89 millones de CPO, sin incluir los 16.9 millones de certificados de la opción de sobreasignación. Además de una oferta secundaria de venta de 24 millones de certificados.

El precio de cada uno de los papeles se fijó en un rango de 21 a 25 pesos por título, permitiendo recaudar hasta 2,825 millones de pesos, sin tomar en cuenta la sobreasignación de 422.5 millones de pesos.

Con los recursos que la aerolínea habría obtenido de la OPI, buscaría la renovación de su flota y el pago de obligaciones de deuda con Banco del Bajío.

También iba a adquirir aviones Airbus A320, además de mantener el compromiso de comprar 52 nuevos equipos A320 para entrega entre el 2015 y el 2021 y asegurar la opción de compra de hasta 40 unidades A320 adicionales.

El pasado 16 de enero, VivaAerobús inicio los trámites para cotizar en la Bolsa mexicana; la decisión de salir a Bolsa fue impulsada por la colocación de su competidora, la operadora Volaris, quien lo hizo en septiembre del 2013 recaudando 345 millones de dólares, a 12 pesos por título.

erick.gallardo@eleconomista.mx