Las ventas y ganancias globales para McDonald's rebasaron los objetivos de Wall Street, ya que sus restaurantes reabrieron y los clientes compraron sus nuevas hamburguesas de pollo "crispy" y combos inspirados en las comidas de la popular banda de pop surcoreana BTS.

Las ventas comparables de la cadena de comida rápida más grande del mundo se dispararon un 40.5% en el segundo trimestre y superaron los niveles previos a la pandemia en 2019 por segundo trimestre consecutivo. Los analistas esperaban un aumento del 39.81 por ciento.

En el último año, las cadenas de comida rápida resistieron con éxito la mayor parte del impacto de los confinamientos y restricciones, con atención desde los autos, precios competitivos y un enfoque nítido en los elementos principales del menú que impulsan la demanda.

Además de las nuevas incorporaciones a su carta, el aumento de las ventas de McDonald's en Estados Unidos se debió a un mayor tamaño de los pedidos y alzas en el precio de las comidas, lo que lo ayudó a contrarrestar la escasez de mano de obra en toda la industria y los mayores costos de los ingredientes.

"La comida tipo BTS generó visitas a nuestros restaurantes y aumentos significativos en las ventas de Chicken McNuggets, uno de los elementos de nuestro menú principal", dijo McDonald's.

El combo de la "boy band" nominada al Grammy se lanzó en casi 50 países e incluye McNuggets de pollo, papas fritas y dos salsas.

El lanzamiento del combo de edición limitada ha provocado un entusiasmo frenético entre la gran base de fans de la banda y ha obligado a McDonald's a cerrar algunos puntos de venta en Indonesia.

Las ventas comparables en Estados Unidos aumentaron un 25.9% con respecto al año anterior, cuando la facturación de la cadena se vio afectada por las restricciones del Gobierno, incluida la capacidad limitada ofrecer cenas y el cierre de los comedores.

En comparación con 2019, las ventas en el país crecieron casi un 15 por ciento.

Los analistas esperaban que las ventas en Estados Unidos crecieran un 23.84%, según los datos del IBES de Refinitiv.

Los ingresos totales aumentaron un 57% a 5,890 millones de dólares en los tres meses que terminaron el 30 de junio, en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando McDonald's registró una caída del 30% debido a las restricciones del coronavirus.

Las ganancias netas se cuadriplicaron a 2,220 millones de dólares. Excluyendo ítems excepcionales, la compañía anotó una utilidad de 2.37 dólares por acción, superando las expectativas del mercado de 2.11 dólares por acción.