El crecimiento de la economía mundial afronta varios riesgos pero no hay razones para pensar que se está dirigiendo a una nueva recesión, dijo este viernes el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vitor Constancio.

En declaraciones en un evento organizado por Reuters Newsmaker, Constancio reconoció que aunque los banqueros centrales mantienen un contacto regular, no hay necesidad para adoptar una acción coordinada similar a la de la crisis financiera global en 2008.

"No estamos para nada en una situación que pueda ser comparada a lo que aconteció en 2008", dijo Constancio.

"Los riesgos están del lado bajista pero no como si el mundo se encaminara a una nueva recesión", dijo.

[email protected]