El petróleo Brent del Mar del Norte y el West Texas Intermediate (WTI) subieron el lunes, tocando brevemente máximos por encima de los 77 dólares el barril, ya que algunos inversionistas consideraron exagerada la caída del viernes en los mercados petroleros y financieros a falta de más datos sobre la variante Ómicron.

Si la nueva variante del virus resulta ser resistente a las vacunas o más contagiosa que otras podría afectar a los viajes, el comercio y la demanda por petróleo.

Funcionarios de alto rango de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+), se hicieron eco de esta opinión, y el ministro de Energía saudí fue citado diciendo que no estaba preocupado por la variante Ómicron.

La Organización Mundial de la Salud ha dicho que podría llevar semanas conocer la gravedad de la variante, aunque un médico sudafricano que ha tratado casos dijo que los síntomas parecían ser leves hasta ahora.

El Brent subió 72 centavos o 1% a 73.44 dólares el barril tras haber caído 9.50 dólares el viernes. El crudo estadounidense WTI ganó 1.8 dólares o 2.64%, a 69.95 dólares, tras hundirse 10.24 dólares en la sesión anterior.

El Brent superó brevemente los 77 dólares por barril, mientras que el crudo estadounidense cotizó por encima de 72 dólares.

Los precios del Brent han cedido 10 dólares en las últimas dos semanas.

Por su parte, luego de que el jueves y el viernes la mezcla mexicana de exportación no cotizó, el lunes tuvo una fuerte caída, similar a la que tuvieron el viernes tanto el Brent como el WTI.

El crudo mexicano perdió 8.38 dólares u 11.19% hasta 66.49 dólares el barril.

"Si el mercado es correcto, nuestras matemáticas implican que el mercado está poniendo en precio 3.94 millones de barriles diarios de destrucción de la demanda durante el próximo mes", dijo Michael Tran, analista en RBC Capital Markets. "Si eso le parece excesivo, confíe en su instinto".

Ómicron ha creado un nuevo reto para la OPEP+, que se reúne el 2 de diciembre para discutir si se procede a un aumento de la producción de petróleo previsto para enero. El grupo ha pospuesto las reuniones técnicas de esta semana para ganar tiempo y evaluar el impacto.