La debilidad del peso mexicano, que en la última semana reportó una depreciación frente al dólar de 3.43%, tuvo efectos positivos en algunas emisoras mexicanas que cotizan en al Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Las beneficiadas fueron IEnova y Mexichem.

De acuerdo con un análisis de Accival Casa de Bolsa, Mexichem, especializada en petroquímica, es una de las ganadoras ante la reciente volatilidad en el tipo de cambio, porque México representa 24% de sus ventas totales, en tanto que Brasil, Colombia y Estados Unidos son sus tres principales mercados, con 31% de los ingresos.

Recordó que cerca de 40% de la deuda de Mexichem y una parte de sus gastos totales están denominadas en pesos, no obstante, el Capex -inversiones en bienes de capital-, en su mayoría están en moneda extranjera, sobre todo el cracker de etileno en el mercado estadounidense, la expansión de una planta de producción de monómero de cloruro de vinilo en alianza estratégica con Pemex y una planta de cogeneración eléctrica.

Accival reconoció que uno de los principales riesgos de la compañía se centra en una depreciación de la moneda estadounidense.

Destacó que IEnova también obtendrá beneficios que dependen de la depreciación estructural de mediano plazo, debido a que la mayoría de los contratos de ductos están en moneda extranjera, así como un elevado porcentaje de sus ventas de electricidad.

El análisis detalló que los gastos operativos de la emisora representan cerca de 12% de los ingresos totales con una parte en pesos, en tanto que cerca de 38% de la deuda bruta está en moneda extranjera.

Uno de los principales beneficios cambiarios de IEnova debe provenir de una posible menor expansión de las inversiones en bienes de capital .

Accival estimó una mejoría en el flujo operativo (EBITDA) durante el 2015 para Mexichem, ante mejores precios y volúmenes, así como a la integración de fusiones y adquisiciones.

Incluso, se podría observar un potencial alza en el precio de su acción si el Departamento de Comercio de Estados Unidos emite un fallo a favor de las medidas antidumping contra las importaciones de gases refrigerantes de China. El intermediario fijó un precio objetivo de 57 pesos por acción.

En el caso de IEnova, uno de sus principales riesgos se relaciona con decisiones para retener los dividendos en efectivo por la alianza estratégica con Pemex o que se modifiquen las concesiones y permisos.

[email protected]