La primera salida a Bolsa del año está teniendo una buena acogida entre los inversionistas extranjeros y el multimillonario George Soros parece que no quiere perdérsela. Como viene siendo una constante en los últimos debuts bursátiles españoles, el magnate ha tomado posiciones en la filial de la empresa de seguridad. Según fuentes de mercado, las peticiones de Soros rondan los 100 millones de euros, mismo importe que lo solicitado por el fondo Moore Capital. Tres grandes inversionistas, dos de ellos son los ya mencionados, tienen órdenes cada uno del 10 por ciento. La identidad del tercero se desconoce, de momento.

La inversión del multimillonario supone un paso más en su puesta por España. Está presente en el capital de Hispania, donde controla un 16.678% a través del fondo Soros Fund Management.

La decisión del magnate por acudir a la salida a Bolsa de Prosegur Cash sigue los pasos de otros debuts en el parqué español en los que ha participado, como Telepizza y Parques Reunidos, el año pasado, o Aena, Cellnex y Saeta Yield, dos antes.

También está presente en infraestructuras, donde participa en Bruc Capital, la gestora creada por Juan Béjar, ex consejero delegado de FCC, en la que están también Eugenio Galdón, y Joaquín Coronado.

El jueves los colocadores cubrieron los libros de Prosegur Cash tras lograr vender los 375 millones de acciones de la filial del grupo de seguridad. En tiempo récord han conseguido el dinero suficiente. No obstante, el periodo de prospección concluye el próximo 15 marzo, día en el que se fijará el precio definitivo para el debut en Bolsa de la compañía. La puesta de largo en el parqué madrileño será dos días después, el próximo viernes 17.

Según la horquilla de precios, los títulos de Prosegur Cash debutarán a un precio de entre 1.95 euros y 2.35. Fuentes del mercado indican que el grueso de la demanda se acumula en la parte media y baja de la banda, pero con un fuerte apetito por los inversionistas extranjeros. Uno de los equipos colocadores se ha trasladado a la Costa Este, pero cuentan con el libro bien cubierto del road show puesto en marcha en Europa. El free float –capital que cotiza libremente en Bolsa– se situará en el 27.5% como máximo, ligeramente por encima del mínimo exigido (25 por ciento). Es decir, Prosegur seguirá siendo el principal accionista con el 72.5% del capital.

Uno de los atractivos de la nueva cotizada será su atractiva política de dividendos. Cash prevé repartir entre sus accionistas entre el 50 y el 60% de su beneficio neto. La intención de la compañía es aprobar un primer dividendo a cuenta en diciembre de 2017 pagadero el 40% en diciembre de 2017, el 20% en marzo de 2018, el 20% en junio de 2018 y el 20% en septiembre de 2018. Este dividendo a cuenta sería sometido a la ratificación de la junta de accionistas de 2018.

[email protected]