Las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afectaron las perspectivas del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), por lo que Signum Research cambió su recomendación de compra a mantener las acciones de la emisora.

Mediante un análisis, informó sobre un ajuste en el modelo de GAP derivado de la nueva gestión política en EU. Dentro de los ajustes se incluyen recortes en el crecimiento de tráfico de pasajeros en el aeropuerto de Tijuana, debido a su ubicación geográfica.

Dicho aeropuerto participa con 20% de los ingresos totales del grupo y es el segundo aeropuerto más importante , indica el reporte.

El segundo ajuste que se tomó en cuenta fue el aumento en la tasa libre de riesgo. Signum añade que dos de los argumentos que consideró importantes para emitir su recomendación de compra de las acciones de GAP, mediante su valuación fundamental, fueron, en primer lugar, su importante proporción de ingresos dolarizados y, en segundo plano, la apertura del puente binacional en el aeropuerto de Tijuana.

La agencia destaca que aproximadamente 40% del total de ingresos de GAP son en dólares debido a que toda tarifa aeroportuaria cobrada a pasajeros y aerolíneas internacionales se realizan en dicha moneda.

Además, la proporción de gastos en dólares es insignificante, así como el nivel de apalancamiento. Esto convierte a GAP en una acción defensiva ante un entorno volátil en que la moneda de refugio es el dólar, aunado a un escenario de alza de tasa de interés en EU que lo fortalece aún más , indica el análisis. Signum destaca que la apertura del puente binacional en el aeropuerto de Tijuana impulsó fuertemente tanto el tráfico de pasajeros como los resultados financieros de GAP desde su apertura.

Al momento de la valuación, nuestras perspectivas para Tijuana eran que el tráfico presentaría un impulso importante por lo menos hasta el cierre de 2017-IV. Sin embargo, el discurso xenófobo de Donald Trump y las políticas migratorias que pudiera llegar a implementar podrían dañar la operación del aeropuerto fronterizo y el puente, reduciendo el tiempo del importante desempeño que hasta ahora ha tenido en el tráfico de pasajeros , se refiere.

Añade Signum, al tratarse de un aeropuerto fronterizo de las características de Tijuana, las políticas de seguridad aeroportuaria que ha impuesto el mandatario estadounidense podrían incidir en los gastos de dicho aeropuerto, ya que en promedio histórico 49% de los gastos están relacionados con el gasto de personal y seguridad.

[email protected]