Después de dos años de ausencia y contra todos los pronósticos, GEO regresará a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) a fines de este año, pero antes pasarán dos cosas: terminarán el proceso de concurso mercantil en mayo y se concretará la inyección de capital por parte de nuevos accionistas, reveló Orlando Loera, director de Reestructura Financiera de la compañía.

En entrevista, el también ex director de Bank of América y ex vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), adelantó que sostienen pláticas con grandes fondos de inversión estadounidenses y mexicanos; uno de ellos es Luxor, que apoyó al grupo en el proceso de Concurso Mercantil.

La intención es aterrizar la negociación, reunir a los interesados e incluso, se podría lograr una inversión mancomunada, la cual se oficializaría en el verano del 2015.

Con la inyección de capital fresco, la familia de los fundadores que encabeza Luis Orvañanos mantendría una tenencia menor a 3%; en la actualidad es de entre 14 y 16 por ciento. Algunos de los acreedores, principalmente bancos, quedarían también con una participación muy minoritaria.

El 29 de julio del 2013, la BMV anunció la suspensión de las acciones de GEO, luego de que la constructora informó que retrasaría un mes la difusión de sus resultados trimestrales. La última cotización de los títulos de la compañía llegó a apenas 1.66 pesos.

La deuda que mantiene GEO con el grupo de acreedores, entre los que se incluye a Banorte, BBVA Bancomer y Santander, asciende a cerca de 32,000 millones de pesos.

Orlando Loera recordó que hace casi dos años GEO recurrió al concurso mercantil, proceso que dura cerca de seis meses; sin embargo, solicitó a una prórroga que expirará el próximo 6 febrero, pero se optará por una segunda y última que perderá vigencia el 6 de mayo.

A partir de esta fecha, agregó el reestructurador, GEO estaría en posibilidades de salir del concurso mercantil, sobre todo porque la perspectiva para la inmobiliaria ya es más optimista.

Logramos mantener las líneas de apoyo por parte del Infonavit y con ello, aún sin liquidez y créditos bancarios, se concretó la construcción de 2,000 casas .

Pero Loera aseguró que en este año van por mucho más, ya que hay la meta de edificar 12,690 viviendas que le representarían a la inmobiliaria ingresos por 5,000 millones de pesos. Ello se sostendrá también con la reanudación de financiamiento con cuatro bancos, con los que ya se acordaron créditos puente.

Orlando Loera mencionó que si bien el pronóstico de construcción para este año es favorable, hace más de tres años, la inmobiliaria edificaba más de 50,000 casas, por lo que la perspectiva para el 2015 es poca con respecto a lo que puede lograr GEO .

El miércoles pasado, GEO firmó un acuerdo con un grupo de inversionistas para la apertura de una línea de crédito por un monto de hasta 315 millones de pesos, el que cuenta con el aval del conciliador y del Juzgado Sexto de Distrito.

El fondo Capital Inmobiliario es quien encabeza el programa crediticio.

Como parte del convenio, los inversionistas ministrarán recursos a GEO para la edificación y comercialización de vivienda, así como para capital de trabajo de la compañía.

El crédito para construcción se aplicará en 10 desarrollos inmobiliarios, por lo que los recursos se fondearán conforme a los avances en la construcción de cada uno de los desarrollos habitacionales.

Orlando Loera insistió en que el regreso de GEO a la Bolsa es muy factible. Yo diría que sí porque para fines de año, una vez que termine el Concurso Mercantil, tendrá el apoyo del Infonavit, contará con una estructura de capital sólida, reducirá sus deudas de manera considerable y tendrá capital nuevo... lo que le permitirá su retorno al mercado bursátil .

En este momento, dijo, estamos por ver quiénes serán los nuevos dueños de GEO, y estamos en pláticas con los interesados; incluso, ellos se encargarán de nombrar a la gerencia, porque la participación en el capital de la familia Orvañanos será mínima -cerca de 3%-, aunque sí tendrá representación en el Consejo de Administración .

Es probable, agregó, que la familia Orvañanos deje la conducción de la compañía porque esa será una decisión de los nuevos dueños: Es inevitable e importante para que pueda listarse de nuevo en la Bolsa .

Costó mucho trabajo

La reestructura más complicada de mi vida: Orlando Loera

A Orlando Loera se le conoce en el medio financiero como uno de los principales y más eficaces reestructuradores del país.

Por sus manos pasaron grandes procesos de renegociación como la de Altos Hornos de México, Vitro y Comercial Mexicana, por decir unos cuantos.

Pero admite: La más complicada de mi vida ha sido la de GEO, ya que se hizo un trabajo enorme para sacar a la empresa de problemas .

Además del número de acreedores y el monto involucrado, GEO fue el primer caso que se acogió bajo la nueva Ley de Concursos Mercantiles y que surtió efecto el 1 de enero del 2014.

Fue un proceso desgastante, porque tanto nosotros como el mismo tribunal y los acreedores hemos tenido que aprender cómo se aplica la legislación... y eso afectó los tiempos. Pero somos optimistas de que saldremos con éxito en mayo , dijo Loera, quien confía en que llevará a buen puerto a GEO.

Fue líder en el sector vivienda

Luis Orvañanos estuvo en los cuernos de la Luna y se cayó

Cuando en el 2001 el presidente Vicente Fox anunció su estrategia para impulsar la construcción de vivienda, Luis Orvañanos, accionista mayoritario de GEO, fue uno de los primeros en levantar la mano.

En los 12 años de gobiernos panistas, el arquitecto Orvañanos, ahora de 70 años, consolidó su imperio y se erigió como líder absoluto en la construcción de viviendas.

En ese periodo, el fundador de GEO llegó a los cuernos de la Luna, al edificar más de 50,000 viviendas para el sector de interés social. En su época de auge, la constructora tenía utilidades netas por 1,500 millones de pesos anuales.

En su reporte de estados financieros de diciembre del 2009, Luis Orvañanos dijo textualmente: Conscientes de los retos que nos presenta el futuro, nuestro enfoque financiero será prudente y conservador.

Hoy, mantenemos un balance saludable, líneas de crédito disponibles y liquidez suficiente para nuestra operación .

Cuatro años después, su historia cambió.

Grupo GEO

[email protected]