El petróleo caía este lunes por debajo de los 64 dólares el barril, ya que el aumento de la oferta de la OPEP+ y el incremento de la producción iraní contrarrestaban las señales de una fuerte recuperación económica en Estados Unidos y expectativas de una mayor recuperación de la demanda este año.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, acordaron el pasado jueves aumentos mensuales de la producción de mayo a julio. Irán, exento de realizar recortes voluntarios, también está impulsando la oferta.

A las 10:20 GMT, el crudo Brent para junio caía 1.36 dólares, o un 2.1%, a 63.50 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) para mayo cedía 1.29 dólares, o un 2.1%, a 60.16 dólares.

Puede que la decisión de la OPEP+, impulsada tal vez por el aumento de la producción iraní con destino a China, signifique que hayamos visto lo mejor del alza del petróleo de cara a los próximos meses", dijo Jeffrey Halley, de la correduría OANDA.

El petróleo se ha alejado de los mínimos históricos del año pasado con el apoyo de los recortes récord de la OPEP+, la mayoría de los cuales se mantendrán después de julio, y una cierta recuperación de la demanda que el mercado espera que se acelere en la segunda mitad del año.

Si bien la lentitud de las vacunas y nuevos confinamientos en algunas partes de Europa han pesado en el repunte, cifras publicadas el viernes mostraron que la economía estadounidense creó en marzo la mayor cantidad de puestos de trabajo en siete meses, con todos los sectores añadiendo empleos.

En otro acontecimiento que podría conducir eventualmente a una mayor oferta, los inversores aguardan las conversaciones indirectas entre Irán y Estados Unidos como parte de las negociaciones para revivir el acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y las potencias mundiales.