Los precios del crudo estadounidense, West Texas Intermediate (WTI), cerraron la sesión en máximos de cuatro meses luego de buenos indicadores económicos en Estados Unidos y reportes sobre la toma de una planta de gas natural por islamitas en Argelia.

El WTI con entrega en febrero cerró 1.3% a la alza tras ganar 1.25 dólares, para ubicarse en 95.49 dólares por barril en el mercado de materiales de Nueva York. Éste fue su mayor cierre desde el pasado 17 de septiembre y en el intradía tocó máximos de hasta 96.04 dólares.

En Europa, el Brent para marzo ganó 1.3% o 1.42 dólares a 111.10 dólares por barril en el mercado de materiales de Londres.

En Estados Unidos, la información económica resultó mejor a lo esperado en el sector inmobiliario y con buenas señales para el mercado laboral, lo que no sólo debilitó al dólar en favor de las materia primas, sino también elevó las expectativas sobre su demanda.

También hubo información geopolítica que hizo repuntar a los precios de los energéticos. De acuerdo con la agencia de prensa de Argelia, las fuerzas militares del país están en medio de una operación de rescate de 41 rehenes extranjeros en una planta de gas natural que eran retenidos por posibles miembros de Al Qaeda.

El desagradable regreso de las tensiones geopolíticas cargan consigo un premio para los precios de los energéticos , dijo a The Wall Street Journal, Matthew Parry, analista senior del Mercado de Energéticos de la Agencia Internacional de Energía.

Analistas citados por el mercado de materiales de Chicago mencionaron que serán claves los datos de China que se divulgarían en la madrugada del viernes para el mercado.