Los precios agrícolas, especialmente del maíz y la soya, cerraron este viernes una semana en baja debido a condiciones climáticas benéficas para los cultivos sudamericanos.

La semana pasada el tiempo ha sido más seco en Argentina. Eso hace pensar que las condiciones de los cultivos de soya y maíz son mejores y que pararon las pérdidas en las cosechas , dijo Bill Nelson, de Doane Advisory.

A largo plazo, si esa sequía, por ahora positiva, se prolonga durante febrero, podría inquietar a los mercados.

Paralelamente la mayoría de las regiones productoras de maíz y soya de Brasil se siguen beneficiando de un clima favorable , señaló Nelson, quien agregó que las primeras cosechas de soya brasileña han sido prometedoras.

Productores preocupados

Para todos los productos agrícolas, el sesgo proteccionista del gobierno estadounidense presidido por Donald Trump preocupa a los inversionistas y pesó en los precios.

La inquietud aumentó por el impacto que tendría en el sector agrícola la renegociación de acuerdos comerciales , dijo Dewey Strickler, de Ag Watch.

En su primera semana en el poder, Trump desvinculó a Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Transpacífico con la región Asia-Pacífico. Además, ya exigió renegociar el Tratado de Libre Comercio con Canadá y México, que considera desventajoso para Estados Unidos.

Varias analistas temen que ese proteccionismo haga que Estados Unidos pierda mercados a manos de otros países, especialmente Argentina y Brasil, señaló Nelson.

El bushel de maíz (unos 25 kilos) para marzo bajó a 3.6250 dólares desde 3.6975 dólares del pasado viernes (-1.96%); el de trigo, para marzo, cayó a 4.2050 dólares, contra 4,2825 (-1.81%) de una semana atrás, y el de soya, para marzo, bajó a 10.4925 dólares, contra 10.6750 de hace una semana (-1.71 por ciento).