El peso mexicano opera con ganancias la mañana de este miércoles. El tipo de cambio se ubica en 21.0258 unidades por billete verde contra un registro de 21.0910 unidades en su cierre de ayer, con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la cotización significa una apreciación de 6.52 centavos para la moneda local o una variación de 0.31 por ciento. El cruce se desplaza en un rango entre un máximo de 21.1110 unidades y un mínimo de 20.9887 unidades.

 

A pesar de no haber conseguido un acuerdo para aprobar el paquete de estímulos fiscales para la economía estadounidense dentro de un límite establecido de 48 horas, se mantiene viva la expectativa de estímulos antes de las elecciones.

La líder demócrata, Nancy Pelosi, afirmó que hubo avances en los diálogos con el gobierno del presidente Donald Trump ayer martes, por lo que sigue en disposición para alcanzar un acuerdo. Seguirá la negociación el resto de la semana.

En el mercado cambiario se observa un incremento en el apetito por activos de riesgo, con divisas emergentes como las de mejor desempeño. El Índice Dólar (DXY), que lo mide ante seis divisas fuertes, pierde -0.52% a 92.58 unidades.

La moneda mexicana se mantiene estable en un rango semejante al de sesiones previas y con un soporte en el nivel de 21 unidades. Por momentos durante la jornada consiguió una falsa ruptura, pero rebotó al alza casi de inmediato.

En las cifras económicas, esta mañana se dio a conocer el reultado de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENEO). La tasa de desempleo fue de 5.1% frente a 5.2% en agosto, gracias a la reincorporación de 670,000 personas.

jose.rivera@eleconomista.mx