La última vez que los precios del algodón estuvieron tan elevados fue en julio de 2011. "Ese año, necesitábamos una reunión de emergencia", dijo el presidente ejecutivo de Levi Strauss, Chip Bergh, a los inversionistas en una conferencia telefónica con analistas la semana pasada.

El algodón se había disparado por encima de los 2 dólares la libra, ya que la demanda de textiles se recuperó de una crisis financiera mundial, mientras que India, un importante exportador de algodón, restringía los envíos para ayudar a sus socios nacionales.

El precio de una playera de algodón subió hace 10 años entre 1.50 y 2 dólares en promedio. Los consumidores sintieron el impacto y también las empresas.

Bergh es de los que piensa, junto con analistas y expertos que la inflación actual de los precios del algodón será menos dañina para la industria que hace una década. Los fabricantes y minoristas tienen poder de fijación de precios. Las empresas podrán traspasar los costos más altos sin destruir la demanda de los consumidores.

Los precios del algodón subieron a un máximo de 10 años el viernes, alcanzando 1.16 dólares por libra y tocando niveles no vistos desde el 7 de julio de 2011. El precio subió 6% la semana pasada y 47% en lo que va del 2021.

Analistas señalan que las ganancias se están intensificando aún más debido a que los operadores se apresuran a cubrir sus posiciones cortas.

termometro.economico@eleconomista.mx