El precio de la mezcla mexicana de exportación concluyó la primera sesión de la semana con una ganancia de 7.55%, tras cerrar en 37.46 dólares por barril, según reportó Petróleos Mexicanos (Pemex).

El avance de 2.63 dólares en la cotización del crudo mexicano se dio en línea con las fuertes ganancias de los precios referenciales internacionles del petróleo, luego de que Pfizer anunció resultados alentadores de un ensayo a gran escala de su vacuna contra el Covid-19, lo que apuntaló la búsqueda de activos de riesgo a nivel global.

"El complejo petrolero se está uniendo a la euforia alcista de los titulares optimistas de las vacunas de hoy, así como a los resultados de las elecciones del fin de semana, al seguir el alza de las acciones", dijo Jim Ritterbusch, de Ritterbusch and Associates en Houston.

Pfizer Inc dijo el lunes 9 de noviembre que su vacuna experimental -desarrollada en colaboración con la alemana BioNTech- había mostrado más de un 90% de efectividad para impedir el contagio de Covid-19, según datos iniciales de un estudio a gran escala, una victoria en la batalla contra la pandemia que obligó a cuarentenas y generó una caída en la demanda de combustible.

Wall Street, que a menudo es seguido por los precios del petróleo, alcanzó máximos históricos tras el anuncio.

En otro evento positivo para la industria, el ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, dijo que un acuerdo del grupo OPEP+ para aplicar recortes de producción de petróleo podría ajustarse si existe consenso entre los miembros del bloque.

El ministro saudita hizo estos comentarios cuando se le consultó si la OPEP -que agrupa a los estados de la OPEP y a naciones aliadas como Rusia- mantendría los actuales recortes de suministros en 7,7 millones de barriles por día en lugar de moderar esa disminución a 5,7 millones de barriles por día a partir de enero.

Los miembros clave de la OPEP son cautos sobre que el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, relaje las medidas sobre Irán y Venezuela, lo que podría significar un aumento en la producción de petróleo que haría más difícil equilibrar la oferta con la demanda.

"Si bien una presidencia de Biden aumenta la probabilidad de que el suministro de petróleo iraní regrese al mercado, esto no es algo que suceda de la noche a la mañana, y aún creemos que es más probable que sea un evento hacia el final 2021/2022", dijo ING en una nota.

Los futuros del crudo Brent sumaron 2.95 dólares, o un 7.48%, a 42.40 dólares el barril, mientras que los futuros del petróleo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) avanzaron 3.15 dólares, o 8.48%, a 40.29 dólares el barril. Ambos contratos subieron más de 4 dólares previamente en la sesión.

Con información de Reuters.

kg