El peso mexicano volvió a perder frente al dólar estadounidense, tras presentar una depreciación superior a 1%, derivado básicamente de la alta probabilidad de que la Reserva Federal (Fed) eleve su tasa de interés de referencia para la reunión del 15 de marzo.

El tipo de cambio peso-dólar hacia el cierre de las operaciones de este jueves, concluyó en un precio de 19.9915 pesos por dólar en operaciones interbancarias que, con respecto a las últimas transacciones de la jornada anterior (19.7920 pesos), representó una pérdida de valor de 1.01%, equivalente a una depreciación de 19.95 centavos.

Bajo el pronóstico de que este mes la Fed eleve su tasa de referencia, el dólar estadounidense se encuentra dentro de un proceso de mayor fortalecimiento frente a la mayoría de las divisas.

La probabilidad implícita de que la Fed adopte una política monetaria más restrictiva este 15 de marzo es alta, pues en el mercado trascendió una encuesta entre analistas, donde la ponderación alcanza ya 90% de que sí habrá aumento, cuando a inicios de semana era de 50 por ciento.

La directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza comentó que el tipo de cambio peso-dólar seguirá cotizando sobre los niveles de los 20 pesos por dólar, con la probabilidad de que tienda a subir su precio.

El analista técnico de Monex, Francisco Caudillo comentó que ve reacciones alcistas en el tipo de cambio peso-dólar en los próximos meses, con una alta probabilidad de que llegue a cotizar nuevamente a 21 pesos por dólar.

En ese sentido, el experto explicó que la depreciación del peso mexicano se explicaría básicamente por la expectativa de un mayor fortalecimiento del dólar, esto como resultado de aumento de la tasa de interés de la Fed y del nerviosismo que existiría en torno al tema político electoral de Europa.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx