Los precios del plomo subieron el martes luego de que China emitió una orden de prohibición a las exportaciones de Corea del Norte, mientras que otros metales industriales repuntaron en medio de menores tensiones geopolíticas y tras alentadores datos sobre los préstamos chinos.

Los inversionistas volvieron a los activos riesgosos, como las materias primas y las acciones, después de que el líder de Corea del Norte retrasó su decisión de disparar misiles en dirección al territorio estadounidense de Guam, una isla en el Pacífico.

Las importaciones chinas de plomo y concentrado de plomo desde Corea del Norte escalaron 49% en los primeros seis meses del año y representaron 10% del total de compras de Beijing.

Los precios referenciales del plomo ofrecieron el mejor desempeño de la Bolsa de Metales de Londres (LME), al cerrar con un alza de 1.9% a 2,380 dólares la tonelada.

En tanto, el cobre referencial a tres meses en la LME revirtió la tendencia de la mañana y finalizó la sesión una baja marginal de 0.3% a 6,379 dólares la tonelada. Los precios del metal rojo tocaron su mayor nivel en más de dos años y medio el 9 de agosto, al marcar 6,515 dólares la tonelada.

La unidad de explotación de cobre en Zambia de la minera Glencore dijo el lunes que suspendió todas sus operaciones en dos yacimientos, debido a restricciones en los suministros de energía eléctrica.

Los metales también se vieron alentados por un dato que mostró que los nuevos créditos en China llegaron a 825,500 millones de yuanes (123,700 millones de dólares), sobre las expectativas de analistas de 800,000 millones de dólares, un día después de un reporte que evidenció un enfriamiento del mercado de vivienda y una débil actividad industrial.