En esta última jornada de semana el petróleo mexicano de exportación subió 61 centavos de dólar con relación a la sesión de ayer, para cotizarse en 62.99 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Al respecto, Banco Base indicó que el precio del petróleo, a la par de los mercados financieros globales, fue afectado por el deterioro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, pues se teme que se impulse una desaceleración en el crecimiento económico mundial.

Sin embargo, los participantes del mercado esperan que la cotización del crudo continúe al alza, pues persiste la expectativa de observar una disminución en la oferta del hidrocarburo.

En ese sentido, la Administración de Información Energética (EIA) detalló que los inventarios de petróleo estadounidense mostraron una disminución a 466.6 millones de barriles, debido a una caída en las importaciones y producción de hidrocarburo en ese país.

Asimismo, el mercado petrolero prestará atención a los acontecimientos políticos en el Medio Oriente, pues el aumento de tensiones en dicha zona tiene la capacidad de incrementar el precio del hidrocarburo.

En tanto, Irán anunció que suspenderá parte de sus compromisos del acuerdo nuclear firmado en 2015, como respuesta a las acciones de Estados Unidos, que anunció el despliegue de portaviones y bombarderos en la región.

De igual forma, el país persa amenazó con bloquear el Estrecho de Ormuz, punto clave para los envíos de crudo desde el Golfo Pérsico al Occidente, donde se estima transitan alrededor de 17.5 millones de barriles diarios.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) perdió cuatro centavos de dólar, para venderse en 61.66 dólares el barril, mientras que el Brent ganó 23 centavos de dólar, para cotizar en 70.62 dólares el tonel, de acuerdo con información de Bursamétrica.