La mezcla mexicana de exportación concluyó este viernes con una pérdida de seis centavos de dólar respecto a la jornada previa, para ofertarse en 64.57 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Banco Base indicó en tanto que el petróleo cerró la semana con amplias ganancias debido a un incremento en las tensiones geopolíticas en la zona del Medio Oriente.

La aversión al riesgo en dicha región se incrementó, tras darse a conocer que dos buques petroleros de Arabia Saudita sufrieron daños durante un ataque registrado en las costas de los Emiratos Árabes Unidos.

No obstante, ese no fue el único percance que sufrió Arabia Saudita, pues en la semana recibió un ataque de drones en dos estaciones de bombeo de la estatal Saudi Aramco, lo cual obligó a la compañía a detener sus operaciones.

El grupo financiero señaló que los ataques registrados en Medio Oriente son un gran inconveniente para el mercado petrolero, pues los países de la región son los principales proveedores de crudo global. La situación anterior podría llevar a los participantes del mercado a considerar que la oferta global disminuya más de lo anticipado, agregó.

Otro factor que impulsó la cotización del hidrocarburo fue la publicación semanal de la Administración de Información Energética (EIA), que reveló que la producción petrolera de Estados Unidos se redujo a 12.1 millones de barriles diarios.

Hacia adelante, se espera que los inversionistas continúen atentos a las noticias relacionadas con los fundamentales de oferta y demanda del crudo, así como el manejo de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

En este contexto, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) perdió 19 centavos de dólar, para venderse en 62.76 dólares el barril, mientras que el Brent bajó 66 centavos de dólar, para cotizar en 72.21 dólares el tonel, de acuerdo con información de Bursamétrica.