En la jornada de este viernes, el petróleo mexicano de exportación concluyó con un retroceso de 32 centavos de dólar respecto a la sesión previa, para ofertarse en 60.08 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, el petróleo cerró la semana con ganancias ante un elevado optimismo respecto a una menor oferta global, que se ha dado ante el acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados de reducir su producción petrolera conjunta.

En febrero, la producción petrolera del cartel se redujo a 30.55 millones de barriles diarios, lo que equivale a una disminución de 2.5 millones de barriles diarios con respecto a los niveles de octubre de 2018, y en diciembre la OPEP y sus aliados acordaron disminuir la producción de petróleo conjunta en 1.2 millones de barriles diarios.

En este contexto, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) retrocedió nueve centavos de dólar y se vendió en 58.52 dólares el barril, mientras que el Brent perdió siete centavos de dólar para cotizar en 67.16 dólares el tonel, de acuerdo con información de la consultora Bursamétrica.