El precio del petróleo subió el martes 3%, en una sesión volátil impulsada por el avance de Wall Street y un pronóstico de la Agencia Internacional de Energía (AIE) sobre la demanda de crudo en el 2020, pero las ganancias fueron limitadas por el temor a una segunda ola de casos de coronavirus.

Los inventarios de petróleo, gasolina y destilados en Estados Unidos subieron la semana pasada, según datos divulgados por el Instituto Americano del Petróleo (API por su sigla en inglés).

Los inventarios de crudo aumentaron 3.9 millones de barriles en la semana al 12 de junio, a 543.2 millones de barriles, frente a las expectativas de los analistas de un descenso de 152,000 barriles.

La mezcla mexicana de exportación ganó 4.02% o 1.30 dólares a 33.63 dólares por barril, mientras que los futuros del Brent terminaron con un alza de 1.24 dólares, o 3.12%, a 40.96 dólares por barril y el West Texas Intermediate subió 1.26 dólares, o 3.39% a 38.38 dólares por barril.

En su informe mensual del martes, la AIE pronosticó una demanda por petróleo de 91.7 millones de barriles por día en 2020, esto es 500,000 bpd más que en su informe de mayo, citando un consumo más alto de lo esperado durante los confinamientos. Sin embargo, advirtió que la reducción de los vuelos significa que el mundo no volverá a los niveles de demanda previa antes de 2022.

Las ganancias fueron limitadas porque los casos de coronavirus aumentaron a más de 8 millones en el mundo esta semana, en medio de un aumento de las infecciones que aumentaron en América Latina, mientras EU y China están lidiando con nuevos brotes.