El petróleo subió el viernes luego que la Opep y otros grandes productores pactaron una nueva reducción de la oferta de oro negro.

En Londres el barril de Brent para entrega en febrero aumentó 1.6% a 64.39 dólares, mientras que en Nueva York el crudo WTI en los contratos para enero subió 1.3% a 59.20 dólares.

Los precios estaban en equilibrio hasta que la Opep y sus socios reunidos en Viena anunciaron una reducción de producción de al menos medio millón de barriles por día.

En total los volúmenes de producción registrarán una merma de 2.1 millones de barriles por día en relación a octubre de 2018, según asistentes a esa reunión.