En operaciones intradía por un momento, a las 12:20 de la tarde, el tipo de cambio superó el nivel de soporte de 18 pesos por dólar al registrar una cotización mínima de 17.9920 pesos, precio que no visto en los últimos siete meses.

Sin embargo, minutos más tarde, la paridad comenzó a subir hasta finalizar en 18.0365 pesos en operaciones al mayoreo, con respecto a las últimas operaciones de la sesión anterior (18.0825 pesos), resultó una apreciación de 0.25%, esto es una revaluación de 4.6 centavos.

En los últimos seis días, la moneda mexicana le ha ganado terreno a la divisa estadounidense, acumulando una revaluación de 1.56 por ciento. En lo que va del 2018, reporta una apreciación de 8.26 por ciento.

A las 7 de la noche del lunes, la paridad peso-dólar registró una cotización de 18.0118 pesos por billete verde, frente al cierre de la jornada previa de 18.0365 pesos, significó una ligera apreciación de 0.14 por ciento.

ánimo

Los analistas del mercado de cambios atribuyeron la fortaleza de la moneda mexicana al ánimo que existe entre los inversionistas, tras la percepción de que se logre un buen acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

Analistas esperan que exista una firma preliminar del Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLCAN) para las primeras semanas de mayo.

La moneda mexicana también reaccionó positivamente a la menor aversión al riesgo que existió en el mercado internacional de divisas, luego de reducirse la tensión en la zona del Medio Oriente, tras la intervención militar de Estados Unidos en Siria.

El área de análisis de MetAnálisis comentó que en los siguientes días el tipo de cambio peso-dólar no presentará grandes cambios, es decir, mantendría en promedio un rango de negociación que fluctuaría entre 18 y 18.15 pesos por dólar.

Advirtió que desde el punto de vista del análisis técnico, una vez que la paridad peso-dólar superó el nivel de soporte de 18 pesos por billete verde, el siguiente precio objetivo se ubicaría en 17.75 pesos.

sin afectaciones

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, comentó que llama la atención que a mitad de abril todavía no se ha observado un efecto colateral sobre el mercado cambiario por las elecciones presidenciales.

La especialista agregó que en estos momentos la atención de los participantes del mercado de cambios se encuentra en la firma del TLCAN, por lo que una vez que se ratifique, las elecciones presidenciales podrían generar fuertes presiones en el peso, lo cual estaría previsto para los meses de mayo y junio.

La experta anticipó que bajo dicho escenaio, y sobre todo si en las encuestas presidenciales va ganando el candidato de Morena, las cotizaciones del tipo de cambio  podrían alcanzar un precio de 19 pesos por dólar.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx