El peso mexicano terminó las operaciones de este lunes con una ganancia moderada frente al dólar estadounidense. El tipo de cambio cerró en 20.5190 unidades, contra un registro de 20.6280 unidades el viernes, con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la paridad significó para la moneda mexicana una recuperación de 10.90 centavos, que son equivalentes a una variación de 0.53 por ciento. El cruce se movió en un rango con un máximo de 20.7106 pesos y un mínimo de 20.5012 pesos.

 

La mejora se debió principalmente a una corrección luego de haber acumulado una racha negativa de seis jornadas, con una pérdida de 90.90 centavos o 4.61%, con datos oficiales. Eso fue causado por el fortalecimiento del dólar como activo de refugio.

Las expectativas de un cambio en la postura de la Reserva Federal (Fed) crecieron por el anuncio sobre la posibilidad de subir sus tasas en 2023. Las cifras de inflación levantan dudas en un mercado antes animado por la recuperación económica.

El Índice Dólar (DXY), que mide al billete estadounidense contra una cesta de seis divisas referencia, caía al cierre -0.37% a 91.88 unidades. El mercado espera cifras económicas y, para México, la decisión de política monetaria del Banxico, el jueves.

"Los retrocesos tras una fuerte subida se deben principalmente a una toma de ganancias, pero si se mantienen los motivos fundamentales que movieron el precio, la tendencia suele continuar", dijo el analista Alexander Londoño, de la firma ActivTrades.

jose.rivera@eleconomista.mx