El peso mexicano se deprecia con fuerza en las operaciones de este lunes. El tipo de cambio spot se ubica en 20.7935 unidades por dólar contra un cierre oficial de 20.5220 unidades por billete verde el viernes, en el registro del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la paridad significa para la moneda local una significativa pérdida de 27.15 centavos, equivalentes a una variación de 1.32 por ciento. En su peor momento de la jornada, subió a un máximo de 20.8333 unidades, no vistos desde noviembre.

 

La divisa mexicana es la de peor desempeño en lo que va de esta jornada, seguida por la lira turca y el rand sudafricano. Esta depreciación es resultado de factores internos y externos, y entre ellos aún se encuentra una mayor percepción de riesgo local.

La Comisión de Energía de la Cámara de Diputados dio su aval el viernes a un dictamen para reformar la ley eléctrica, que priorizaría a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el sector, lo que podría traer sanciones por incumplir con el T-MEC.

En la sesión de mañana 23 de febrero, la reforma será discutida y sometida a votación en la Cámara Baja. De ser aprobada, continuaría su proceso en la Cámara de Senadores, donde la fuerza de Morena buscaría que sea publicada como ley en abril.

"Se estima que México sólo cuenta con inventarios de gas natural por 1.5 a 3 días, por lo que no se descarta escasez de energía eléctrica en algunas regiones del país, como ya sucedió la semana pasada", explicó en un reporte la firma local Banco Base.

Como factor externo, destaca que el dólar estadounidense se mantiene fuerte ante las expectativas de una mayor inflación en Estados Unidos en medio de la recuperación de la economía estadounidense y en espera de estímulos fiscales.

jose.rivera@eleconomista.mx