El peso mexicano comenzó la semana con pérdidas frente al dólar. Al cierre de las operaciones, el tipo de cambio se ubicó en 18.85 unidades por dólar, con cifras del Banco de México (Banxico). El movimiento significa una pérdida de 1.85 centavos (0.09%) frente a su cierre del miércoles pasado, previo al periodo de asueto por Semana Santa.

La moneda local retrocedió desde su mejor nivel en seis meses. El pasado viernes 19 de abril, el pesó alcanzó una cotización de hasta 18.7493 unidades por dólar en el mercado electrónico, debido a un debilitamiento del dólar, que ese día inició su respectivo periodo de descanso. El rebote sobre su mínimo de la jornada previa es de 10.07 centavos.

Hoy el par de divisas operó en un rango entre 18.7824 unidades en la parte baja de las operaciones y 18.8650 unidades por dólar en el techo de la cotización. La paridad se ubica por encima de su media móvil de 200 días, de 18.8240 unidades por dólar. A las 15 horas, opera en 18.8372 unidades.

Ángel Amancio, analista independiente y trader con experiencia en Madrid y Nueva York, asegura que la divisa mexicana se mantiene fortalecida debido a un rally del petróleo que continúa "y que por la mañana hizo que subiera el precio del crudo 2% y benefició a nuestra moneda para no perder de forma tajamte su ventaja de los últimos días".

"A pesar del apoyo que recibe del petróleo, el peso se encontró con un fuerte soporte que considero no podrá romper y que se encuentra cerca de 18.70 unidades por dólar. Estamos en cifras previas a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Los más probable es que en el mediano plazo, quizá la próxima semana, comience a subir por encima de 19 unidades ya que continuar la apreciación sería insostenible", explicó.

El peso espera la publicación de cifras de desempleo, este martes, así como actividad económica y balanza comercial locales que se darán a conocer el próximo viernes.

Dólar debilitado

El billete verde registró un retroceso frente a sus principales cruces. El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense frente a una canasta de seis monedas de referencia, se movió a la baja 0.19%  y se ubicó en 97.29 unidades. La media móvil de 200 días del DXY es de 97.08 unidades.

De los seis cruces que componen el DXY, el dólar estadounidense perdió terreno frente al euro, principal componente del índice, y el dólar canadiense. Avanzó contra el franco suizo; la libra esterlina, de Reino Unido, la corona sueca y el yen japonés. 

Por la mañana se publicaron en Estados Unidos los datos de ventas de viviendas de segunda mano correspondientes al mes de marzo. El registro fue negativo respecto al mes previo y menor a las expectativas del mercado.

Emergentes, a la baja

El peso mexicano cayó en línea con algunas de las monedas emergentes más importantes, que en el inicio de la sesión se dividieron entre ganancias y pérdidas. El yuan chino, el rand sudafricano, la lira turca y real brasileño perdieron terreno frente al dólar. El índice vix de volatilidad avanzó 2.98 por ciento.

[email protected]