El peso mexicano cerró la sesión de este lunes con una fuerte recuperación e interrumpió una racha negativa de siete jornadas consecutivas con pérdidas. El tipo de cambio concluyó las operaciones en el nivel de 19.5050 unidades por dólar, contra su previo de 19.8610 pesos, con datos del Banco de México (Banxico).

Luego de la presión que vivieron las divisas emergentes la semana pasada por una venta global de activos de riesgo ante el avance del coronavirus, la moneda mexicana rebotó 35.60 centavos o 1.79 por ciento. En su mejor momento de la jornada, la paridad alcanzó un registro mínimo de 19.4482 pesos por billete verde.

 

Anaslistas de Ci Banco afirmaron en un reporte que el rebote se apoyó en perspectivas de que la Reserva Federal (Fed) estadounidense, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BoJ) podrían poner en marcha mecanismos coordinados para intervenir en sus economías con políticas monetarias acomodaticias.

Coronavirus y el miedo a la recesión

En su racha negativa de siete sesiones, el peso se movió desde un nivel de 18.5680 unidades el miércoles 19 de febrero a un cierre de 19.8610 unidades por dólar, el viernes de la semana pasada. En ese periodo la caída sumó un retroceso de 1.29 unidades que equivalió a una pérdida de 6.96 por ciento.

Ci Banco destaca que se mantiene el sentimiento de cautela en los mercados, ante el temor a una recesión global. "El coronavirus restará 0.50% al crecimiento del PIB mundial en 2020, que crecerá 2.4% en este año frente al 2.9% previsto por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)", destaca.

Pese a su avance de esta jornada, el peso se mantiene en terreno negativo en comparación con su último cierre de 2019, cuando terminó la jornada en 18.8860 unidades por dólar. En lo que va del año, el tipo de cambio acumula un movimiento de 61.90 centavos que equivalen a una variación de 3.27 por ciento.

Presiones en la región

Otras divisas de la región que registraron presiones contra el dólar por el coronavirus fueron el peso colombiano y el real brasileño, que marcaron la semana pasada mínimos históricos. La divisa carioca alcanzó el viernes un sótano histórico de 4.5138 unidades y la colombiana cayó a 3,550.53 pesos. Hoy recuperaron terreno.

jose.rivera@eleconomista.mx