El peso mexicano recortó sus ganancias del día tras el anuncio de política monetaria del Banco de México (Banxico). La institución bajó la tasa de referencia por primera vez en cinco años, de 8.25% a 8 por ciento. La tan esperada medida movió a la divisa mexicana que se ha beneficiado del alto rendimiento de la deuda local.

La decisión fue tomada de forma dividida por parte del banco central. El tipo de cambio alcanzó un mínimo de 19.5826 unidades en la sesión y comenzó a escalar previo al anuncio. La paridad se disparó en pocos minutos a un techo de 19.7615 pesos por billete verde, uno de los peores registros del peso en el año.

Con su cierre de hoy, de 19.6725 pesos por dólar, el cruce registró una recuperación de 5.50 centavos con una variación de 0.27% en comparación con su precio final de ayer de 19.7275 unidades, de acuerdo con el Banxico. La tendencia en los bancos centrales es bajar las tasas para reducir la desaceleración económica.

 

Pese a que un recorte de tasas era la respuesta que el mercado esperaba, la volatilidad en un contexto de guerra comercial entre China y Estados Unidos golpeó a la divisa mexicana. El recorte de tasas disminuye los temores sobre la inflación en el país, pero aumenta el miedo por el bajo crecimiento que lo llevó cerca de una recesión técnica.

En el mercado internacional, el Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de esa divisa contra una canasta de seis monedas de referencia, registró un movimiento de 0.11% y se ubicó en un nivel de 98.09 unidades. El dólar ganó terreno contra sus principales cruces apoyado en cifras estadounidenses sobre ventas minoristas y manufacturas.

[email protected]