El peso mexicano pierde contra el dólar estadounidense este miércoles y perfila su quinta caída consecutiva. A media sesión, la moneda local se mantiene en rojo, aunque recorta el retroceso después de tocar su peor nivel desde marzo.

El tipo de cambio se ubica en 21.4501 unidades contra un cierre de 21.2275 unidades ayer, con el dato oficial del Banco de México (Banxico). Eso significa una pérdida para el peso de 22.26 centavos, que son equivalentes a 1.05 por ciento.

 

En su peor momento de la sesión, el cruce alcanzó un máximo de 21.6140 unidades, en un un máximo no visto desde el 8 de marzo. La fortaleza del billete verde e información local presionaron al alza dese el comienzo de esta jornada.

Dólar fuerte

El Índice Dólar (DXY), que mide a la divisa estadounidense con una cesta de seis monedas referencia, sube al momento 0.44% a 96.92 puntos. Con un máximo de 96.94 puntos, tocó temprano su mayor nivel desde el 10 de julio de 2020.

Las apuestas sobre un alza a las tasas de interés de la Reserva Federal se han fortalecido. Las tasas de rendimiento de los bonos del Tesoro avanzan y se acercan a su máximo en el año, algo que impulsa el desempeño del billete verde. 

La mejora se mantiene en el mercado laboral y el gasto de los consumidores en Estados Unidos, lo que sugiere que el banco central tendría una mayor posibilidad de subir su tasa para responder a un entorno de creciente inflación.

Este avance del dólar también es provocado por mayores temores relacionados con los cierres a las actividades productivas en algunos países de Europa por coronavirus, que llevaron al euro a tocar un mínimo de 16 meses.

Información local

En el ámbito local, algunos analistas mencionaron como factor de incertidumbre que el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que propondrá a la subsecretaria de Egresos, Victoria Rodríguez, para liderar el Banxico.

Victoria Rodríguez, "cuenta con una vasta experiencia en la hacienda pública, pero sin en manejo de la política monetaria", destacó el grupo financiero Monex. El anuncio del presidente "genera incertidumbre", afirma su nota.

jose.rivera@eleconomista.mx