La moneda mexicana le ha ganado varios rounds a la divisa de Estados Unidos. Le tumbó 1 peso desde su máxima cotización, el 2 de septiembre pasado, cuando se intercambió en 20.1435 unidades por cada dólar.

La apreciación del peso, desde la citada fecha al día de ayer, fue de 4.79% o 97 centavos. El dólar se vende en 19.1780 pesos en el mercado interbancario, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).

Con la jornada de este jueves, la divisa local sumó siete sesiones con ganancias frente al dólar, lo que representa una apreciación de 2.19%, siendo ésta la segunda ocasión en el año que tiene una racha ganadora de siete jornadas , después de la registrada del 4 al 14 de enero pasado, cuando ganó 3% en valor al billete verde.

La esquina de México y su moneda han tenido varios factores a su favor. El conflicto económico entre Estados Unidos y China parece que baja de intensidad. Además, está cerca un acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea para la salida del primero de la comunidad.

También, la Reserva Federal (Fed) bajó los réditos que cobra, lo que hace que las tasas de interés en México sean más atractivas para los inversionistas y que demanden más pesos y menos dólares.

En el plano local, se vislumbra que podría ratificarse el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en EU, lo que le da certidumbre a los inversionistas.

Sin embargo, diversos temas pesan en el cuadrilátero, como el bajo crecimiento del Producto Interno Bruto de México, el presupuesto federal y la vulnerabilidad de las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex).

EU y China ayudan

Expertos mencionaron que las mejores perspectivas sobre la relación comercial entre EU y China y el recorte a la tasa de interés de la Fed, tendencia que esperan que continúe, han sido los principales factores que han impulsado a la divisa mexicana.

“Es principalmente por situaciones externas, que lo tenían presionado. Esta incertidumbre y preocupación por la guerra comercial en China, el Brexit y lo que podrían hacer las autoridades económicas son los mismos temas que lo mantienen optimista, sólo que ahora la percepción es diferente”, explicó Jorge Gordillo, director de Análisis de CIBanco.

Tras una escalada en la guerra comercial a través de imposiciones de aranceles entre las dos mayores economías del mundo, en las últimas semanas se comenzó a ver mayor disposición entre ambas para llegar a un entendimiento. 

El viernes 11 de octubre se logró un acuerdo en primera fase, lo que ha disminuido los temores a las consecuencias económicas que desencadenaría la disputa mercantil.

“Concretar los acuerdos entre EU y China, junto con Reino Unido y la Unión Europea, puede disminuir la tensión en los mercados, y favorecer principalmente a las monedas emergentes, particularmente en nuestro mercado, que también se ve favorecido por las tasas de interés, que son bastante altas”, mencionó Carlos González, director de Análisis de Monex.

Durante este año, la Fed recortó la tasa de fondos federales en 25 puntos base en dos ocasiones, para dejarla en un rango que va de 1.75 a 2 por ciento. El Banxico ha hecho un par de movimientos similares, para ubicar el costo del dinero en 7.75 por ciento. Sin embargo, el diferencial se mantiene alto, lo que facilita la entrada de flujos al país.

Otro factor que destacan los especialistas fue el T-MEC, que esperan que sea ratificado. Las altas tasas de interés en México son factores que beneficiarán al tipo de cambio.

“La posibilidad sería que sea ratificado el T-MEC en EU antes de que termine el año, pues provocaría que la Inversión Extranjera Directa en México volviera a crecer el siguiente año y que se impulse el crecimiento económico”, puntualizó Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base.

“Hay factores que podrían aumentar la incertidumbre de los inversionistas, como la revisión a la baja del crecimiento económico del país, el tema del presupuesto para el próximo año y la vulnerabilidad en el tema de Pemex. Éstos son temas que podrían afectar la confianza de los inversionistas y podrán limitar una apreciación mayor del tipo de cambio”, agregó el analista de Monex, lo que nos deja ver que la fortaleza de la moneda, está en el aire.