Ayer el peso respiró profundo y se colocó como la divisa más apreciada de una canasta de divisas contra el dólar.

La moneda registró su mejor desempeño frente al dólar desde el 3 de julio del 2018, posterior a la victoria del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador en las urnas.

Las operaciones cerraron con una fuerte recuperación de la divisa local, tras un acuerdo que alivió las más recientes tensiones entre Estados Unidos y México.

Con datos del Banco de México indicaron que el tipo de cambio reflejó un incremento de 1.93%, o 37.90 centavos, frente al dólar para cotizar en 19.2100 pesos por billete verde.

El domingo en el mercado electrónico, la paridad cambiaria llegó a tocar 19.1547 pesos por dólar, representando una ganancia de 2.22%, o 43.43 centavos.

Alejandro Saldaña, gerente de análisis económico en Grupo Financiero Ve por Más (BX+), mencionó que el principal catalizador para la apreciación de la moneda mexicana fue la suspensión del cobro de aranceles que se tenía programada.

“Atribuimos este movimiento principalmente al hecho de que Estados Unidos y México hayan logrado llegar a un acuerdo respecto al tema migratorio y a que se hayan sorteado estas presiones arancelarias por parte de Estados Unidos”, expuso Andrés Nieto, analista en Signum Research.

La segunda divisa más apreciada de los mercados emergentes fue la lira turca con una ganancia de 1.02%; después, el rand sudafricano con un avance de 0.90%, y el peso colombiano con un aumento de 0.27% frente al billete verde.

El Índice Dólar, una canasta de monedas que mide el valor de la divisa estadounidense, reflejó un alza de 0.24% para ubicarse en 96.78 unidades.

Mayor apetito por el riesgo

Saldaña dijo que, en general, el mercado reflejó un mayor apetito por el riesgo. Sin embargo, destacó que la apreciación del peso aún se mantiene por encima de los 19.0925 pesos por unidad que presentó previo al anuncio de la imposición arancelaria proveniente de productos mexicanos, que pretendieran entrar a territorio estadounidense anunciada por el presidente estadounidense, Donald Trump, la semana pasada a través de su cuenta de Twitter.

Desde el jueves pasado a la fecha, la moneda mexicana acumula una depreciación de 0.62%, o 11.75 centavos, desde 19.0925 pesos por unidad.

El estratega de BX+ refirió que, si bien existieron otros temas sobre la mesa como el comentario de la posible reunión Donald Trump con Xi Jinping y el marco de la reunión del G20, el tema de la suspensión arancelaria fue lo que dio fortaleza al peso, pero destacó que aún no se ha llegado a un acuerdo definitivo, ya que dentro de 45 días se revisará.

“El miércoles se publicará el dato de inflación en Estados Unidos y, si se observa una desaceleración, podría ayudar al peso”, refirió.

De la misma forma, el estratega en Signum Research dijo que esperan una mayor estabilización debido a que el factor del riesgo de incremento en aranceles por el momento ya está fuera de escena.

La moneda mexicana operaba bajo presión desde el viernes 31 de mayo, luego de que el jueves 30 el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles a todas las importaciones desde México. El anuncio fue pensado como medida de presión para que el país aumentara sus acciones contra la migración ilegal.

Las tarifas escalonadas comenzarían en 5% para aumentar de forma progresiva hasta 25% en octubre. Como respuesta, López Obrador envió a Washington una comitiva de funcionarios mexicanos, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, para negociar.

El viernes pasado, Trump decidió suspender de forma indefinida los aranceles, luego de haberse alcanzado un acuerdo entre ambos gobiernos. Entre otras acciones, se acordó que México fortalecerá su frontera sur con elementos de la Guardia Nacional y acogerá a migrantes centroamericanos que buscan llegar a la Unión Americana.

[email protected]