El peso mexicano cerró este miércoles con ganancias contra el dólar y mantiene el impulso que recibió desde el lunes por la cancelación de aranceles al acero y aluminio mexicanos por parte de Estados Unidos. La apreciación refleja el optimismo que hay respecto a la posible ratificación del acuerdo T-MEC entre Estados Unidos, México y Canadá.

El tipo de cambio se ubicó al concluir la sesión en 18.9820 unidades, con cifras del banco de México (Banxico). El movimiento significa una variación de 4 centavos contra su cierre de ayer, de 19.0220 pesos por dólar. Una mayor apertura en la actitud del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue relevante para el comportamiento de la divisa.

Por la mañana, el magnate y mandatario republicano, urgió al Congreso de su país a aprobar el T-MEC. En especial, dirigió su mensaje a los congresistas demócratas, a quienes dijo que este acuerdo debe aprobarse antes que otra ley, debido a que, aseguró, su implementación apoyará el crecimiento del empleo y los salarios en Estados Unidos.

La moneda mexicana ligó su tercera sesión con ganancias al hilo, en medio de un contexto internacional de espera, luego de que China y Estados Unidos han anunciado que volverán a reunirse hasta la próxima reunión del G-20, donde podrían continuar sus negociaciones. El par cerró en su mejor nivel desde el 6 de mayo.

El efecto Fed

Durante la jornada el cruce dólar-peso operó en un rango acotado entre 19.0371 unidades como máximo y un mínimo de 18.9342 pesos por dólar. En su mejor registro de hoy, el peso se acercó a su mejor nivel en poco más de un mes. El 30 de abril registró un cierre de 18.9390 pesos por dólar, en un periodo que fue de fortaleza para el peso.

Un ligero debilitamiento del billete verde, que operó párcticamente toda la jornada a la baja contra sus principales cruces, contribuyó a un mejor cierre para el peso. La Reserva Federal (Fed) estadounidense publicó las minutas de su última reunión, en la que reiteró su enfoque paciente respecto a nuevas alzas a las tasas.

"Ante los acontecimientos globales y financieros, y las nulas presiones inflacionarias, los participantes [en la reunión] acordaron que un enfoque paciente para determinar futuros ajustes en los tipos de interés sigue siendo apropiado", se indica en el documento.

[email protected]