El peso mexicano regresó a territorio positivo este martes, tras una jornada de altibajos. El tipo de cambio se ubicó al cierre de la sesión en 19.5120 unidades por dólar, con datos del Banco de México (Banxico). La influencia de crecientes apuestas sobre un recorte a las tasas en Estados Unidos venció hoy al temor a una recesión global.

La paridad se movió en un rango de 12 centavos, entre un máximo de 19.5980 unidades y un mínimo de 19.4760 pesos por billete verde. Contra su cierre de ayer, de 19.5580 unidades por dólar (el mejor registro desde el 13 de agosto), la ganancia para la moneda local fue de 4.60 centavos, equivalente a 0.23 por ciento. 

 

La presión de cifras económicas negativas de China cayó por la mañana sobre el peso y llevó la paridad a su punto más alto del día. Una vez que la noticia fue asimilada, el peso recuperó terreno por el optimismo de un posible recorte a las tasas de la Reserva Federal (Fed), tras los datos estadounidenses débiles de la semana pasada.

Monedas de países emergentes como la lira turca, el rand de Sudáfrica y el propio yuan chino se apreciaron contra el dólar. El apetito por activos de riesgo aumenta en los mercados por la reducción de las tensiones en Hong Kong y Reino Unido, por la cancelación de una iniciativa de extradición y el proceso del Brexit, respectivamente.

Dólar sube contra canasta de divisas

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, registró un avance de 0.11% y se ubicó en98.39 puntos. La divisa más negociada se benefició de la menor aversión al riesgo y se apreció contra activos refugio como el yen japonés y el franco suizo.

Los mercados esperan el jueves el anuncio de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). Analistas prevén un recorte a las tasas de interés tras las débiles cifras económicas económicas de Alemania en agosto. También aguardan noticias sobre las próximas pláticas comerciales entre China y Estados Unidos.

[email protected]