El peso mexicano cerró este martes con ganancias contra el dólar estadounidense. El tipo de cambio se ubicó al terminar las operaciones en el nivel de 19.0220 unidades, con cifras del Banco de México (Banxico). Esto significa una variación de 4.15 centavos o un avance de 0.21%, respecto a su cierre de ayer.

Durante la sesión, el cruce dólar-peso operó en un rango entre 19.1232 unidades por dólar y 19.0055 pesos por billete verde. En el sótano de la cotización, la paridad regresó a un nivel no visto desde el jueves pasado y su cierre fue el mejor desde el 6 de mayo, cuando registró 18.96 unidades por dólar.

La paridad se movió con altibajos, influenciada por información sobre Estados Unidos, por temas migratorios y relacionada con sus diferencias comerciales con China. La moneda local se apreció, en espera de datos económicos relevantes y la publicación de las minutas de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, mañana.  

Migración presiona

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró a media jornada en su cuenta de la red social Twitter que existe una falta de acciones por parte de México para evitar que migrantes de otros países ingresen de forma ilegal a territorio estadounidense.

"La actitud de México es que las personas de otros países, incluyendo personas de México, deberían tener el derecho a pasar libremente a Estados Unidos y que los contribuyentes estadounidenses deberían ser responsables por los enormes costos asociados a esta inmigración ilegal", dijo el mandatario, quien después aseguró que pronto responderá.

Esperanza regresa 

El reproche de Trump presionó al tipo de cambio, pero fue más fuerte la disminución en la tensión entre China y Estados Unidos. El Departamento de Comercio estadounidense prometió que habrá exenciones específicas de tres meses a las sanciones para empresas estadounidenses que vendan al gigante chino Huawei.

Por la mañana, Trump dijo que planea reunirse con su homólogo chino, Xi Jinping, en la cumbre del G-20, los días 28 y 29 de junio. Añadió que el resultado para las negociaciones comerciales entre ambas potencias económicas se conocerá “en tres o cuatro semanas", mientras que el gobierno chino aseguró que ambas partes continuarían el diálogo.

Esta mejora aparente rumbo a la construcción de un acuerdo reavivó las esperanzas del mercado luego de que ambas naciones pusieron en pausa las negociaciones comerciales. Hoy, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advirtió que la disputa amenaza con lastrar el crecimiento global a largo plazo.

[email protected]