El peso mexicano cerró prácticamente sin cambios las operaciones de media semana. El tipo de cambio concluyó la jornada con un registro de 22.3390 unidades contra 22.3370 unidades ayer, con datos oficiales del Banco de México (Banxico).

La divisa local se mantuvo estable a la espera del anuncio de política monetaria del Banxico, que se dará a conocer mañana jueves a las 13:00 horas. Analistas anticipan un recorte a las tasas de 50 puntos base hasta un nivel de 4.50 por ciento.

"No hay que descartar algún repunte (en el tipo de cambio) ante la alta probabilidad de que el Banco de México reduzca el jueves la tasa de referencia en 50 puntos base, de 5.0% a 4.50%", escribieron en un reporte analistas de MetAnálisis.

La moneda mexicana terminó las operaciones con apenas una caída marginal, en una sesión mixta en el mercado cambiario. Los operadores se mantienen influenciados por la noticia de una vacuna contra el coronavirus desarrollada por Rusia.

El tipo de cambio se desplazó en un rango entre un techo de 22.4940 unidades y un mínimo de 22.2668 unidades por billete verde. El ligero movimiento inferior a un centavo dejó para la divisa mexicana una variación inferior a 0.01 por ciento.

 

"El dólar frente al peso sigue estancado por debajo de la media móvil exponencial de 55 días en 22.4900 unidades, sin tomar una dirección clara. La media móvil exponencial de 200 días en 21.8900 unidades es el soporte", destaca ActivTrades.

jose.rivera@eleconomista.mx