El peso mexicano se apreció ligeramente frente al dólar estadounidense este martes, en una jornada de movimientos erráticos. El tipo de cambio concluyó en 20.5790 unidades por dólar contra un cierre de 20.6230 unidades ayer, con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la paridad significó para la divisa mexicana una ligera recuperación de 4.40 centavos, equivalentes a una variación de 0.21 por ciento. El par se movió en un rango abierto con un máximo de 20.7055 unidades y un mínimo de 20.5444 pesos por billete verde.

 

La divisa mexicana se mantuvo estable a pesar de un avance del dólar contra sus principales pares. "El cruce continúa estancado entre las medias móviles exponenciales de 200 días y 55 días, de 20.7400 pesos y 20.5400 pesos", explicó Alexander Londoño, de ActivTrades. 

En un día de pocas referencias económicas, el peso se mantuvo estable, pero se perfiló hacia un cierre de trimestre negativo. Contra un registro de 19.9500 unidades en la última sesión de diciembre, acumula una pérdida de 62.90 centavos, equivalentes a 3.15 por ciento.

"Con una agenda doméstica ligera en una semana corta de operaciones [debido a los días de descanso próximos por Semana Santa], los flujos de cierre de trimestre podrían desatar una fuerte volatilidad en los mercados emergentes", explicó Monex Europe en un reporte.

Al cierre del Banxico, el Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta conformada por seis referencias, subía 0.38% a un nivel de 93.30 puntos. El billete verde avanzaba ante expectativas de altos estímulos en Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Joe Biden, presentará mañana su plan de infraestructura. Se estima que el paquete sea por 3 billones de dólares e incluya la expansión de la banda ancha e inversiones en energía limpia, adicional al gasto tradicional en infraestructura.

jose.rivera@eleconomista.mx