El peso cerró la jornada de este martes con una ganancia marginal, tras una sesión de poco movimiento. Al terminar la jornada, el tipo de cambio se ubicó en 19.2550 pesos por dólar, con datos del Banco de México (Banxico). La falta de certezas en los diálogos sobre comercio de China y Estados Unidos limitó su apreciación.

Con una ganancia de sólo 1.20 centavos o 0.06%, el peso se mantuvo estable y semejante a su cierre del 1 de agosto de 19.2580 unidades por billete verde. Las dudas tras la negociación y el acuerdo limitado entre las dos potencias económicas más grandes del mundo redujeron el apetito por activos de riesgo como el peso.

 

Por momentos durante la jornada, la cotización cayó debajo del soporte de 19.25 unidades. Al no haber conseguido consolidar un nivel inferior, analistas como Alfonso Esparza, de OANDA, y César Valencia, de Alpari, prevén un rebote que incluso podría presionar al par de nuevo por encima de 19.70 unidades, en niveles vistos en agosto.

Pesa pronóstico para el PIB

A los pronósticos negativos sobre el peso se suman presiones tras el recorte que anunció el Fondo Monetario Internacional (FMI) a sus previsiones para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México. La institución considera que la economía local crecerá 0.4% en 2019 y 1.3% en 2020, pesimismo que puede impactar al peso.

Un menor crecimiento en la economía del país y la inflación controlada dentro del objetivo del banco central mexicano elevan los pronósticos sobre un próximo recorte a las tasas. El peso se ha apoyado de las apuestas sobre un próximo recorte de tasas en Estados Unidos, pero la acción en el país restaría atractivo de la divisa local.

Mercado evalúa la situación

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, retrocede -0.13% y se ubica en un nivel de 98.33 unidades. Operó mixto contra las divisas más cotizadas. La libra esterlina fue la excepción a los movimientos cortos, con una fuerte apreciación debido al Brexit.

Las monedas de países emergentes también registraron movimientos mixtos, en espera de noticias relacionadas con China y Estados Unidos y sin datos económicos relevantes. "Las fases [del acuerdo] propuestas entre ambas potencias son un trámite, pero las diferencias entre las posturas permanecen", advirtió Alfonso Esparza.

[email protected]