El peso mexicano se depreció este lunes por quinta jornada consecutiva. El tipo de cambio terminó la jornada en 20.6420 unidades por billete verde contra un cierre de 20.5220 pesos por dólar el viernes, con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la cotización significó para la moneda local una pérdida de 12 centavos, que son equivalentes a una variación de 0.58 por ciento. El par operó en un rango entre un máximo de 20.8333 unidades y un mínimo de 20.4533 pesos.

 

La divisa mexicana volvió a ceder terreno en medio del nerviosismo local por el avance de una discutida reforma a la ley eléctrica, que avaló el viernes la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados y que discutirán mañana en el pleno.

Los cambios plantean priorizar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el sector, lo que despierta el temor a sanciones por incumplir con el T-MEC. En tanto, cortes al sistema eléctrico elevan la posibilidad de impacto para la economía.

"Una reducción de aproximadamente 75% [en el flujo] de gasoductos de Texas (a México) tiene al país latinoamericano preocupado. Esta escasez puede hacer que su recuperación económica sea más frágil", explicó la firma Monex Europe.

Desde su último cierre positivo, de 19.9530 unidades el lunes pasado, el peso ha dejado 68.90 centavos o 3.45% en las operaciones. En su peor registro de la jornada, hoy el par alcanzó un máximo no visto desde principios de noviembre.

jose.rivera@eleconomista.mx