El peso mexicano opera con pérdidas contra el dólar y perfila una caída semanal, presionado por un débil dato sobre la actividad económica del país en noviembre de 2019. La paridad se ubica en 18.8485 unidades por dólar. Frente a su cierre de ayer de 18.7620 pesos, la moneda mexicana retrocede 8.65 centavos que equivalen a 0.46 por ciento.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que durante el penúltimo mes de 2019, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) se contrajo 0.8% anual. El IGAE, que permite conocer la evolución del sector real de la economía en el corto plazo, hiló cinco meses consecutivos con variaciones negativas.

 

El tipo de cambio respondió con un movimiento en favor del dólar y en lo que va de la sesión su registro más alto es de 18.8710 unidades, que es también el peor dato de la semana para el peso. El mínimo de la jornada es de 18.7260 unidades. Presiones se esperan para el peso, tras los dos datos económicos locales publicados esta semana.

Las apuestas sobre un próximo recorte a las tasas del Banco de México (Banxico) aumentan ante el dato del IGAE, que junto con el primer registro inflación quincenal de 2020 da señales de una economía lenta. El diferencial que dan las altas tasas de México contra las bajas tasas de Estados Unidos ha sido un factor de fortaleza para el peso.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, opera en positivo. Con una ganancia de 0.20% se ubica en 97.88 puntos. Como el peso, otras divisas emergentes como el rublo ruso, el real brasileño y la lira turca, consideradas activos poco seguros, operan a la baja.

[email protected]