El peso mexicano cerró la jornada de este miércoles con una pérdida de 7.45 centavos contra el dólar. La paridad se movió ligeramente en contra de la divisa mexicana, influenciada por comentarios del presidente estadounidense, Donald Trump, que aumentaron el nerviosismo en los mercados sobre su guerra comercial con China. 

El tipo de cambio concluyó las operaciones con un nivel de 19.1960 unidades, contra un previo de 19.1215, con datos del Banco de México (Banxico). En lo porcentual, la variación significó un movimiento de 0.38 por ciento. El registro máximo de hoy fue de 19.2235 unidades, mientras que en el mínimo tocó 19.1028 pesos.

Donald Trump defendió el uso de aranceles como parte de sus estrategia comercial contra China. También amenazó con una presunta fase dos de acciones contra México si no cumple con su compromiso de contener la migración centroamericana. China amenazó con una dura respuesta si Trump sigue aumentando las tensiones comerciales.

Avance global

El peso comenzó a caer ante el nerviosismo comercial por parte de los participantes del mercado cambiario. Operaba estable tras la publicación de datos inflacionarios en Estados Unidos que refuerzan las presiones sobre la Reserva Federal (Fed) para recortar sus tasas, medida que beneficiaría a la divisa mexicana. 

En el mercado internacional, el Índice Dólar, que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis divisas de referencia, registró un avance de 0.31% que lo ubicó en 96.99 unidades. El franco suizo, el yen japonés, la libra esterlina y el euro, que se fortalecieron la semana pasada, perdieron terreno ante el avance global del dólar.

Las principales monedas emergentes también retrocedieron contra el billete verde, debido a la presión sobre los activos considerados de riesgo. Monedas como el real brasileño, la lira turca, el rand sudafricano y el yaun chino cayeron.

Petróleo presiona

Los precios internacionales del petróleo fueron factor de presión a la baja contra el peso. La mezcla estadounidense tipo West Texas Intermediate (WTI), de referencia en la zona, cayó -3.66% hasta un precio de 51.06 dólares por barril, su registro más bajo desde el 14 de enero.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (AIE), redujo sus previsiones de crecimiento para la demanda de petróleo en 2019. Los inventarios de petróleo de Estados Unidos registraron hoy un aumento mayor de lo esperado por el mercado.

[email protected]