El peso mexicano cerró con ganancias contra el dólar la jornada de media semana. El tipo de cambio terminó las operaciones en un nivel de 18.5680 unidades por billete verde frente a sus 18.5840 pesos por dólar ayer, con datos del Banco de México (Banxico). Una menor aversión por activos de riesgo lo impulsó.

Los mercados se mantienen atentos a noticias relacionadas con la epidemia de coronavirus en China. El país asiático dio a conocer su menor dato de nuevos casos y muertes por el virus desde enero. Además, posibles medidas de estímulo para la economía de ese país también beneficiaron a la divisa mexicana.

"Se ha filtrado que China está considerando la posibilidad de realizar inyecciones diarias de efectivo y fusiones para rescatar a su industria aeronáutica, que se ha visto muy afectada por la inmovilización masiva de aviones y las restricciones de viajes por el coronavirus", explican analistas de Ci Banco en una nota.

 

El movimiento en la paridad significa para el peso una recuperación de 1.60 centavos o 0.08 por ciento. El cruce de divisas se desplazó en un rango cerrado entre un mínimo de 18.5550 unidades, justo en su nivel de soporte, y un máximo de 18.6250 unidades por dólar, tras datos de vivienda en Estados Unidos.

Fortaleza del dólar

Los permisos de construcción en Estados Unidos tocaron un máximo de 13 años gracias a las bajas tasas hipotecarias de ese país, en su más reciente registro. El índice DXY, que mide la fortaleza del dólar contra seis monedas de referencia, subió 0.25% a 99.69 puntos, su mejor nivel desde abril de 2017.

En la jornada destacó la publicación de las minutas de la más reciente reunión de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos. Los banqueros destacaron que las medidas y tasas de interés actuales ayudarán a sostener su crecimiento económico.

Las divisas de América Latina registraron comportamientos dispares, porque los operadores se muestran menos preocupados por el coronavirus y sus posibles efectos negativos sobre la economía global. No obstante, el fortalecimiento del dólar impidió que pudiera aprovechar la menor aversión al riesgo.

[email protected]